Menú Buscar
Francesc Homs a su llegada al Congreso de los Diputados esta mañana.

Los apoyos ocultos de Mariano Rajoy

Diez diputados, cinco de ellos de CDC, han respaldado con sus votos los acuerdos entre el PP y Ciudadanos para formar la Mesa

Redacción
5 min

Los motivos por los que Mariano Rajoy ha puesto en marcha ahora --cosa que no hizo en diciembre-- el proceso que le llevará a su investidura han empezado a hacerse evidentes en la votación de la Mesa del Congreso, en la que los grupos nacionalistas se han sumado al acuerdo entre el PP y Ciudadanos.

Un total de diez diputados, al menos cinco de CDC, han dado su apoyo a los candidatos de ambos partidos para las vicepresidencias.

Votos adicionales

Así lo han confirmado fuentes de este partido tras detectarse que los votos --secretos y en urna-- obtenidos por los vicepresidentes de Ciudadanos, Nacho Prendes (96 votos), y del PP, Rosa Romero (83 votos) suman diez papeletas más que los que sumarían la totalidad de los escaños de ambos partidos (169).

CDC está pendiente de que la nueva Mesa del Congreso autorice la formación de su grupo parlamentario a pesar de que no cumple con todos los requisitos que marca el Reglamento del Congreso, aunque el PP ya anticipó que estudiaría su petición y que sería "generoso".

El papel de CDC

En los últimos días, su portavoz, Francesc Homs había desvinculado cualquier acuerdo para la Mesa a su derecho a tener grupo parlamentario, que consideraba un asunto jurídico y no político. De hecho, hoy mismo ha negado que los diputados convergentes hayan apoyado el pacto; han votado en blanco, según dice. Aitor Esteban, portavoz del PNV, también ha negado que alguno de sus parlamentarios haya dado apoyo. Lo mismo ha dicho Joan Tardà, de ERC, respecto a su grupo.

Según el Reglamento del Congreso, a partir de su constitución se abre un plazo de cinco días para que los partidos puedan dirigirse a la Mesa y solicitar la formación de grupo parlamentario propio. La diferencia entre disponer o no disponer de él no solo radica en el protagonismo que facilita, sino en las ayudas económicas públicas que recibe cada formación.

Cinco votos desconocidos

No obstante, y de confirmarse que solo cinco diputados de CDC habrían apoyado a los candidatos del PP y Ciudadanos, faltarían otros cinco votos que, en teoría, solo podrían proceder del PNV, ERC, Coalición Canaria y Bildu.

Ya en la segunda votación para la Presidencia del Congreso, CDC, el PNV y ERC han votado en blanco sin apoyar ni a la candidata del PP, Ana Pastor, ni al del PSOE, Patxi López.

Hasta la mayoría 

Este acercamiento permitiría a Rajoy situarse muy cerca de los 176 diputados que conforman la mayoría absoluta, dado que la suma con Ciudadanos lo sitúa en 169, y el de Coalición Canaria, el otro, hasta 170.

Los medios nacionalistas catalanes niegan que se haya producido esa aproximación, de la que la candidatura de Francesc Homs a la presidencia del Congreso no sería más que una cortina de humo para distraer a la opinión pública. Homs se reunió con Rajoy en secreto, un encuentro del que tuvo que dar cuentas una vez se filtró desde el Gobierno en funciones.

Pide gobernar

Rajoy, por otra parte, insiste en que quiere gobernar y pide a los demás grupos que le dejen liderar España los próximos cuatro años. Lo ha hecho ante los medios, tras la constitución de la Mesa del Congreso. El dirigente popular ha comentado que “el acuerdo” de la Mesa plural “es bueno para todos”.

El presidente, en esta misma intervención, ha pedido “voluntad” para llegar a un entendimiento y que España cuente con un Gobierno “y lo tenga pronto”. El primer paso del presidente ha sido entregar a los grupos un texto “para debatir sobre un posible programa de Gobierno”. El escrito destaca como objetivos “acuerdos sobre empleo, mantener los pilares fundamentales del Estado del bienestar, la lucha antiterrorismo y el tema territorial”.

El presidente en funciones, finalmente, ha recordado que el PP “tiene 52 escaños más que el segundo”, dato que le sirve para pedir “que no haya un bloqueo”. Ha repetido: “Si no se nos deja gobernar, tendremos que abrir una reflexión para todos […] si no es posible o no se quiere la gran coalición, me gustaría que hubiera un Gobierno resultado de unos acuerdos, con unos objetivos, y si tampoco es posible, el PP asume la responsabilidad como fuerza política más votada, pero pedirá unos mínimos”.