Menú Buscar
El ministro de Interior, Jorge Fernández, en el centro de la diana del escándalo sobre la grabación de las conversaciones mantenidas con el director de la OAC.

Los 10 interrogantes que deja el 'FernandezGate'

La comparecencia de Daniel de Alfonso en la comisión parlamentaria que ha decidido su destitución aporta más sombras que luces sobre sus conversaciones con el ministro del Interior

María Jesús Cañizares
6 min

Daniel de Alfonso, director de la Oficina Antifraude la Cataluña (OAC), ha dejado muchos interrogantes sobre las reuniones que mantuvo con el ministro de Interior, Jorge Fernández, y que le han costado el cargo. Supo defenderse de las acusaciones de “contubernio”, pero arroja más sombras que luces sobre un escándalo que ha crispado la campaña electoral del 26J.

1 ¿Quién filtró la conversación? Es la gran pregunta porque permitiría saber a quién interesa la divulgación de las conversaciones entre el director de la OAC y el ministro. De momento, solo hay especulaciones. Se ha llegado a decir incluso que fue el propio De Alfonso el suministrador de la información, algo que él niega.

2 ¿Quién se beneficia? De momento, son los independentistas quienes sacan rendimiento de un caso que interpretan como una demostración de las malas artes de las “cloacas del Estado”.

3 ¿Qué le pidió De Alfonso a Rivera? El director de la OAC aseguró en sede parlamentaria que tiene registradas un centenar de reuniones con representantes políticos. Destacó la que mantuvo con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quien, según dijo “me pidió algo a cambio” de apoyar su nombramiento. El líder de la formación naranja lo niega y afirma que solo le trasladó la necesidad de actuar de manera independiente contra la corrupción y el fraude en Cataluña.

4 ¿Qué agenda tiene Daniel de Alfonso? Los grupos parlamentarios han instado al director de la OAC a “tirar de la manta”. El PP lo ha hecho de forma institucional, es decir, presentando un escrito en la Cámara catalana en el que pide a De Alfonso que explique con qué líderes se ha reunido. De esta forma, los populares pretenden “normalizar” el encuentro con Fernández, que enmarcan en la necesaria colaboración entre instituciones que luchan contra la corrupción.

5 ¿Por qué ahora? No es nada anecdótico que la polémica grabación haya trascendido dos años después de que tuviera lugar la reunión entre Fernández y De Alfonso. El escándalo ha estallado en plena campaña electoral, a pocos días de que se celebren los comicios generales del 26J.

6 ¿A quién van dirigidos los ataques? Los dardos van dirigidos principalmente contra el ministro del Interior, Jorge Fernández, y su "guerra sucia", aunque también han impactado en el director de la OAC. Una de las teorías que circulan es que miembros de la Policía Nacional podrían haber participado en la divulgación de las grabaciones, realizadas en el despacho del ministro. El rechazo que un sector de este cuerpo policial profesa contra Fernández ha crecido en los últimos tiempos, de ahí que se vea a De Alfonso como una víctima colateral, aunque no exento de culpa.

7 ¿Pueden condicionar el voto? Es difícil asegurar si este Fernándezgate puede afectar al voto el 26J. Obviamente, no se trata de un nuevo 11M --los atentados cometidos en Madrid y las mentiras del PP dieron un vuelco al resultado de las elecciones de 2004, que dieron la victoria al PSOE contra toda pronóstico--, como algunos apuntan, pero en medios políticos se augura que el escándalo puede beneficiar a CDC y ERC. Sin embargo, es poco probable que haya demasiados cambios a nivel español y que pueda movilizar significativamente a los indecisos. Hay muchos votantes del PP que ven reafirmada su opción ante los ataques de los secesionistas.

8 ¿Por qué Artur Mas no pidió explícitamente la dimisión de De Alfonso? Los exabruptos lanzados por el expresidente catalán contrastan con la tibia denuncia de la gestión del director de la OAC. Mas fue quien propuso a De Alfonso para este cargo. Y aunque se ha negado a “tirar de la manta”, está claro que el magistrado se reunió con altos cargos de Convergència durante su trayectoria antifraude.

9 ¿Qué implicación tiene el exconsejero Germà Gordó en la supuesta trama? Las últimas informaciones apuntan a una conspiración de Fernández y De Alfonso para derribar a Artur Mas y colocar a Germà Gordó al frente de CDC. Gordó, identificado con el sector moderado del partido y que se postula como futuro hombre fuerte de Convergència, mantuvo una relación estrecha con De Alfonso, dada su condición de consejero de Justicia. Que su nombre aparezca ahora azuza la pugna por la sucesión en una Convergència en fase de refundación.

10 ¿Conocía Mariano Rajoy los contactos entre Fernández y De Alfonso? Fernández para los golpes dirigidos contra el presidente en funciones Mariano Rajoy, pues tanto PSOE como Ciudadanos y Podemos quieren saber si el líder del PP tenía constancia de esas conversaciones. La frase “No sé qué es esa Oficina”, recordó demasiado aquella pronunciada por Jordi Pujol: “¿Qué coño es eso de la Udef?”.