Menú Buscar
El exvocal del Consejo General del Poder Judicial y expolítico Alfons López Tena, quien comoara a Gabriel Rufián con Belén Esteban / CG

López Tena: “Rufián es Belén Esteban”

Para el exvocal del CGPJ, el 'procés' independentista es “totalitario”, aunque "por suerte no tenemos gulags ni campos de concentración", y califica de "vomitivo" el paternalismo de ERC

3 min

Demoledor. El exvocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y exdiputado de Solidaritat Catalana per la Independència, Alfons López Tena, asegura el actual independentismo “funciona como una secta, es totalitario necesita de traidores”.

En una entrevista en el programa Converses de COPE Catalunya, López Tena ha sido muy crítico con los impulsores del procés secesionista. Se define como independentista, pero precisa que no cree en un proyecto “identitario y étnico” donde “se aparta y se desacredita al que es disidente”, sino “en un proyecto de ciudadanos”. En este sentido, avisa de que “cuando hay fuerzas que se identifican con el bien, puede pasar cualquier caso. ¿Qué se hace con el mal, pues erradicarlo? Por suerte no hay gulags ni campos de concentración en Cataluña”.

"Paternalismo vomitivo de ERC"

Desconfía del giro de ERC, que acaba de presentar una ponencia política donde se abjura de la unilateralidad y se apuesta por ampliar la base social. “ERC practica un paternalismo vomitivo”, asegura el notario, para quien el polémico diputado Gabriel Rufián "es Belén Esteban”.

Respecto a la figura de Quim Torra, ungido por Carles Puigdemont como candidato a la presidencia de la Generalitat, considera que se trata del personaje “más débil, sin equipo que le apoye”. Enmarca ese “dedazo” en la costumbre convergente de designar a los sucesores. “Pujol eligió a Artur Mas y al menos éste ganó las elecciones. Mas designó a Puigdemont y éste, a Torra".

López Tena es autor de la frase “España nos roba”, un eslogan que en su día utilizó su partido como resumen de “algo que se había dicho de forma académica sobre el déficit fiscal”. Define a TV3 como “la secta del palmar de Troya” donde “se hace boicot a todo aquel que no interesa a CDC y ERC”. Asegura que no le llaman para que participe en programas de la cadena catalana “desde 2012”. No desconecta de la política, pero no echa de menos estar en primera línea.