Menú Buscar
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, y Meritxell Serret, exconsejera de Agricultura, en Bruselas / EFE

Llarena reactivará la orden de detención contra Puigdemont en abril

El magistrado del Tribunal Supremo prevé iniciar el juicio por el ‘procés’ en octubre para que haya sentencia a finales de año

12.02.2018 09:14 h.
2 min

El juez del Tribunal Supremo que instruye la causa contra el procés, Pablo Llarena, tiene previsto reactivar la euroorden contra Carles Puigdemont en abril. Tras dejarla sin efecto en diciembre pasado y mientras expresident continúa en Bruselas, el magistrado previsiblemente acabará la primera fase de la investigación el mes que viene, cuando empezará a redactar el auto de procesamiento.

La resolución, que detallará las imputaciones, se prevé que estará a punto en abril, cuando lo más probable es que se reactive la orden de detención sobre Puigdemont. Según publica este lunes La Vanguardia, en paralelo se producirá la inhabilitación tanto del expresidente del Govern, como de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Toni Comín.

Inhabilitación

La Fiscalía había solicitado ya reactivar la euroorden sobre Puigdemont, cuando este viajó a Dinamarca a finales de enero para asistir a una conferencia. Entre los argumentos que ofreció Llarena para rechazarla, estaba que el acusado quería crear un “contexto en el que poder delegar su voto” e “instrumentalizar la privación de libertad para alcanzar la investidura”.

Todo esto, era aplicable en el “estado actual de las actuaciones y sin perjuicio de lo que pudiera resultar de su posterior evolución”. La sentencia se espera para diciembre, un mes y medio después del comienzo del juicio, según Público. Así, los exdirigentes independentistas se sentarán en el banquillo de los acusados.

También es previsible que Llarena asuma la causa que se investiga en la Audiencia Nacional contra los Mossos d’Esquadra. El antiguo mayor Josep Lluís Trapero y el papel de la policía catalana en el procés están bajo el foco. También se prevé que los políticos presos continúen en la cárcel hasta que haya sentencia.