Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marta Rovira, secretaria general de ERC, a su llegada esta mañana al Tribunal Supremo (EUROPA PRESS)

El juez Llarena impone una fianza de 60.000 euros a Marta Rovira

El magistrado del Supremo asume la petición del fiscal después de que la secretaria general de ERC dijera que la declaración de independencia fue solo política, sin efectos jurídicos

6 min

El juez ha fijado una fianza de 60.000 euros y la libertad provisional de Marta Rovira tras su comparecencia ante el Tribunal Supremo. El fiscal había solicitado prisión con fianza para la secretaria general de ERC, tras declarar como investigada ante el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que la implica en la organización del denominado procés que culminó con la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del pasado 27 septiembre y la organización del referéndum ilegal del 1-O.

Ni la Fiscalía ni la acusación popular, ejercida por el partido VOX, tenían previsto solicitar su entrada en prisión provisional antes de esta mañana, aunque no descartaban cambiar de criterio en función de sus afirmaciones ante el juez.

Cambio de opinión

Pero tanto la acusación popular como el ministerio fiscal han cambiado de opinión. La primera ha reclamado prisión incondicional y la segunda, medidas cautelares para que saliera en libertad. Finalmente, el juez se ha decantado por la fianza.

Marta Rovira no ha seguido los pasos de Mireia Boya, de la CUP, que reafirmó el sentido político y real de la declaración de la república catalana, sino la de Carme Forcadell, la expresidenta del Parlament, quien aseguró que se trataba de una mera proclamación, sin efectos reales.

Parar el referéndum

Ha revelado, entre otras cuestiones, que el pasado 1 de octubre pidió a Carles Puigdemont que suspendiera el referéndum ante la represión policial pero que éste se negó porque había mucha gente haciendo cola en los colegios y la situación podría verse agravada.

Tras declarar durante unas dos horas ante el juez que investiga el procés la diputada ha manifestado a las puertas del alto tribunal que había acudido a defender los derechos de los investigados que tienen como diputados en el Parlament en un Estado democrático. Arropada por los aplausos de decenas de personas, Rovira ha abandonado el Supremo en una furgoneta de color plateado que la esperaba a las puertas de la sede judicial.

No hay comité estratégico

Según fuentes presentes en la declaración Rovira ha manifestado durante su declaración que trató de acudir a todas las reuniones a las que era convocada por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en relación con el procés en Cataluña. También ha manifestado que no existe el comité estratégico citado en el documento Enfocats y que la declaración de independencia fue una declaración o manifestación política sin efectos jurídicos para iniciar un periodo electoral posterior.

Diferentes documentos e intervenciones telefónicas que obran en el procedimiento la sitúan como pieza clave en la organización del referéndum ilegal y de otros actos investigados por ser presunta rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

Correligionarios

Rovira llegó a la sede del alto tribunal este lunes alrededor de las 08.30 –empezó a declarar a las 9.20-- arropada por los aplausos y gritos de ánimo proferidos de decenas de miembros de ERC que la esperaban a las puertas del edificio, entre ellos miembros de JxCat, PDeCat y Demòcrates.

Con esta declaración y la fijada, en principio, a las 11.00 horas de hoy de la coordinadora general de PdeCAT, Marta Pascal, igualmente como investigada, continúa la ronda de declaraciones fijada por Llarena .

Mas y Lloveras

El martes será el turno del expresidente de la Generalitat Artur Mas y la expresidenta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI) Neus Lloveras, y el miércoles está citada la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, que la semana pasada se encontraba en Suiza preparando su defensa y no ha desvelado si finalmente acudirá a la cita judicial.

El cargo de Rovira aparece ten el documento Enfocats como en la agenda de Josep María Jové, que fue número dos del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras. Formaría parte de una especie de comité estratégico del procés junto a otros imputados en la causa como el expresidente de Catalunya Carles Puigdemont; el exvicepresidente Oriol Junqueras; el expresidente de la ANC Jordi Sànchez; el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart --los tres últimos en prisión--; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y el exmiembro de la Mesa Lluís María Corominas (PDeCAT).

Según las investigaciones estos políticos, junto a los exmiembros de Govern y de la Mesa del Parlamento de Cataluña parecen haber tenido una participación principal y destacada en el desarrollo del procés, "aportando el apoyo político que precisaron la actuación parlamentaria y la actuación de ejecución que llevaron este proceso a término", tal y como detalladamente se refiere en el atestado elaborado por la Guardia Civil obrante en la causa.

 

Destacadas en Política