Menú Buscar
Mossos d'Esquadra y policías en la Escuela de Policía de Cataluña / EFE

Listas negras en los Mossos d'Esquadra

Ante la inminente aprobación del 155, los servicios de inteligencia indagan para saber qué agentes “merecen la confianza del Estado” y cuáles no

24.10.2017 00:00 h.
3 min

“El ministro del Interior contempla todos los escenarios relativos a la aplicación del 155 en los Mossos d'Esquadra: desde el nombramiento de un alto mando de la policía autonómica en sustitución del mayor, Josep Lluís Trapero, y de su staff, hasta el nombramiento de un oficial de la Guardia Civil o del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) para dirigir el cuerpo o la creación de una especie de gestora con miembros de las tres policías. Pero, para ello, nos tenemos que cuidar mucho de no poner al lobo a cuidar las gallinas”. 

Así se ha expresado a este medio un alto cargo del gabinete del Ministerio del Interior, preguntado por cuál es el plan del titular del departamento, Juan Ignacio Zoido, para el caso (más que posible) de que se acabe encargando de la dirección de la policía autonómica.

Lealtad

“Para el buen fin de este proceso son indispensables dos cosas: que actuemos con humildad y sin generar ningún sentimiento de humillación y, por otro lado, tenemos que poder fiarnos de la lealtad a la ley y del decoro profesional de aquellos mossos con los que contemos para esa eventual tarea”.

En relación con este último punto, las fuentes consultadas por Crónica Global aseguran que tanto el CNI como los servicios de inteligencia de la Guardia Civil y del CNP disponen de estudios actualizados sobre los perfiles profesionales e ideológicos de los mandos intermedios y superiores de los Mossos d'Esquadra. Estos informes serán fundamentales para constituir el nuevo y transitorio órgano de dirección de los Mossos si finalmente se ejecuta el 155​.

Desconfianza

Sin embargo, y a pesar de ello, el nuevo escenario que se vislumbra va a estar marcado por un clima severo de desconfianza. Desde el Ministerio del Interior se tiene la certeza de que va a haber mossos que traten de poner palos en las ruedas a la nueva jefatura. El equipo de Zoido trabaja con la hipótesis de que se puedan producir filtraciones “no deseadas” de eventuales interioridades del nuevo equipo gestor. Los beneficiaros, claro está, serían fuentes soberanistas.

Por ello, a la hora de constituir equipos de trabajo, los filtros van a ser rigurosos al mismo tiempo que se pretende, en mutua correspondencia, actuar de la forma lo menos invasiva posible y con prudencia desde el respeto profesional, según las fuentes gubernamentales consultadas.

Sin humillación

Fuentes de los sindicatos de los Mossos d'Esquadra hablan en su conjunto de una plantilla disciplinada y profesional, pero alertan de que pueden cambiar radicalmente de actitud si se extiende la idea de una policía subyugada y humillada o si se altera el estatus laboral y salarial de sus miembros.