Menú Buscar
Los consejeros de Salud, Alba Vergés (i), de Acción Exterior, Alfred Bosch (c), y de Trabajol, Chakir El Homrani (d), a su llegada a la reunión semanal del gobierno catalán / EFE

Las listas de espera en la sanidad catalana se disparan con Torra

El tiempo de visita a los especialistas estaba en descenso cuando la actual consejera de Salud, Alba Vergés, tomó posesión de su cargo

26.03.2019 08:30 h.
4 min

Quim Torra quiso marcar perfil en la toma de posesión de las dos nuevas consejeras del Govern y reivindicar que su ejecutivo se preocupa de "los problemas del día a día". No obstante, los datos lo contradicen, puesto que el número de personas en espera para hacerse una prueba médica diagnóstica ha crecido un 23,5%. En cuanto a las operaciones, esta cifra ha aumentado un 10% y las personas que esperan a un especialista llegan a los 454.098. 

La información publicada por El País explica que cuando Torra llegó al poder las listas de espera estaban descendiendo por primera vez en mucho tiempo en la consejería que preside la republicana Alba Vergés. El plan de choque imulsado por el exconseller Comín, ahora huido a Bélgica, inyectó 57 millones entre mayo de 2017 y a abril de 2018. Eso permitió reducir los tiempos que habían aumentado desde los primeros recortes del gobierno de Artur Mas. Ni la consellera y el president han tomado cartas para seguir atajando esta situación. 

Se disparan las listas

Las personas que esperan para una prueba médica se acumulan en las listas de espera de la sanidad catalana. Los pacientes a la espera de una operación han aumentado un 10% (177.976 usuarios) y el tiempo de espera medio es de 72 días. La cifra ha aumentado en cinco días desde que Quim Torra entró al Govern. Las demoras se centran en las prótesis de rodilla y cadera, catarataras u otras operaciones menos urgentes. El drama está en las pruebas diagnósticas, que han aumentado 22 días desde el nuevo Govern tras el 155. Las resnonancias magnéticas tardan 77 días (26 más) y las ecocardiografías 90 días (un mes más). 

Las consultas externas también se han dilatado. La espera media es de 97 días, una semana más que en abril de 2018. En especialdiades, suben las visitas a oftalmología (145), alergología (145), otorrinolaringología (182) y urología (156). Las únicas visitas a un especialista han registrado un importante descenso en los tiempos de espera so las de ginecología, con 44 días menos que en el mismo mes del año anterior. Las operaciones de urgencia (oncología y cirugía cardíaca) se mantienen dentro de los tiempos de referencia estipulados por ley, puesto que se están llevando a cabo en menos de 30 días. 

Quejas del sector

La consejería de Salud afirma que tras el plan de choque de Comín era "de esperar que se produjese un incremento de pacientes en espera". Además, afirman que están atendiendo a más pacientes y apunta que el Institut Català de la Salut trabaja para dar salida a la problemática. 

Expertos consultados por El País achacan esta situación a la "inacción del Govern", que se está "agravando por la segunda prórroga presupuestaria" tras la incapacidad de Quim Torra para aprobar los presupuestos catalanes. "Todo funciona por inercia, sin planificación ni presupuesto" explica el secretario general del sindicato Metges de Catalunya, Josep Maria Puig. El doctor Toni Barbará, de Marea Blanca, afirma que la lista de espera "falla porque ya falla en la priemera visita, en atención primaria, donde hay esperas de más de un mes y la situación es calamitosa".