Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Menores en edad de escolarización con banderas independentistas cuelgan carteles a favor del referéndum. Nacionalismo / EFE

La larga mano del nacionalismo en los libros de Historia en Cataluña

Un sindicato de profesores denuncia "adoctrinamiento" político en varios manuales de 2º de Bachillerato en esta comunidad; su informe denuncia hechos como la imagen distorsionada que se da de España

Ricard López
10 min

¿Se ofrece una visión sesgada de la historia en la escuela catalana? El debate lleva años sobre la mesa, y entre quienes así lo sostienen figura Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria (AMES), un sindicato de profesores que, a finales de febrero, presentará un informe en el que denuncia la supuesta manipulación y el falseamiento de diversos hechos históricos. Un enfoque coincidente, a su juicio, con la visión y el relato imperante del nacionalismo gobernante en Cataluña.

El estudio se centra en el análisis de los libros de Historia de España para 2º de bachillerato de ocho editoriales distintas, utilizados en esta comunidad autónoma durante el curso 2019-20, y de los cuales extrae diversos “elementos adoctrinadores”. Un fenómeno del que responsabiliza no a las editoriales en cuestión, “sino a los consejeros de Enseñanza que les marcan unos contenidos y unos enfoques a seguir muy concretos y muy ideologizados”.

Omisión de la palabra "España"

Así lo señala el sindicato en un breve avance del informe, que en este momento se encuentra en fase de revisión, y al cual ha tenido acceso Crónica Global. En el mismo se destacan varios puntos que, según AMES, demostrarían dicho “adoctrinamiento”. Empezando por el hecho de que los libros de texto de Historia de España no se mencionen como tales, sino solo como “de Historia, a secas”.

En este sentido, a los autores les resulta llamativo el escaso uso del término “España” en los libros, pues “se prefiere hablar de Estado español, Península y Monarquía Hispánica”. Un hecho que atribuyen al intento de hacer perder el sentido de pertenencia a un país.

"Son formas de predisponer a los alumnos, a quienes se acaba dando una imagen distorsionada y negativa de España. Es una historia sesgada, o bien ocultada en otros casos, o condenada al ostracismo: no se resaltan ciertos temas de la historia de España, pero sí otros”, valora Berta Romera, profesora jubilada de bachillerato y ESO, y una de las autoras del informe coordinado por AMES.

Constitución 'ninguneada'

En este sentido, el estudio considera que algunos temas están “ideologizados”, aludiendo por ejemplo de forma “menor” a la Constitución Española de 1978, ninguneada en comparación con los Estatutos de Cataluña.

Un ejemplar de la Constitución Española de 1978 / CG
Un ejemplar de la Constitución Española de 1978 / CG

Algo que también ocurre con la monarquía, que “apenas" se analiza y que, cuando se hace, a menudo es de forma sesgada. Como por ejemplo en la explicación del juramento de los Principios del Movimiento por parte del rey Juan Carlos I: “¿Por qué no se alude también a que 'traicionó' esos principios para abordar el cambio de España hacia una democracia?”, se preguntan los autores.

"Tergiversación" de mapas

El informe de AMES denuncia también la “tergiversación” en algunos mapas, en los cuales se alude al término “corona catalanoaragonesa” --que, según aclara Romera, “no existió nunca”-- para referirse al Reino de Aragón. Una confusión creada para dar una “pretendida importancia" de Cataluña en épocas pasadas y “la falsa pretensión de que su historia nunca estuvo unida a España”.

En este sentido, Romera recuerda también del uso de expresiones como "Países Catalanes" --término al cual los nacionalistas aluden para referirse a las comunidades de Valencia, Baleares y parte de Aragón y del sur de Francia-- en algunos libros de ESO y secundaria, tal y como apuntó esta misma entidad en otros informes anteriores. "En bachillerato se han frenado un poco con esta expresión, pero en algunas tablas, por ejemplo, se presenta a Cataluña como un país", señala a este medio, anunciando su intención de elaborar en el futuro un nuevo informe centrado en los manuales de Geografía en la educación catalana.

Temario hasta 2018

El sindicato también cuestiona que en algunos de estos libros de historia el temario se alargue hasta 2018 --es decir, apenas un año antes de su edición--, con la consiguiente falta de “perspectiva histórica”. Hecho que llevaría a estar “hablando de política y predisponiendo ideológicamente” a los estudiantes “en un sentido u otro".

Asimismo, denuncian que el temario de Historia de España en Cataluña sea mucho más breve que en otras comunidades autónomas, centrándose por lo general del siglo XVIII en adelante.

“El alumnado sale con deficiencias muy importantes, porque el temario es muy corto. No tienen una idea clara de la historia de España. Y esto puede tener una repercusión en el futuro si se dedican a carreras de humanidades o a determinadas profesiones”, advierte Romera, que añade que “algunos textos, incluso, ni siquiera dan las referencias: la fuente, si son de elaboración propia…”

'Mitificación' de Cortes medievales

Los autores del informe también denuncian que en algunos de estos manuales se citen las Cortes medievales de Cataluña como entidades “predemocráticas”, algo que no se ajusta a la realidad, pues en aquella época eran "estamentales" y nada tenían que ver “con una democracia o predemocracia”.

Otros puntos destacados del informe tienen que ver con el enfoque que se da en los libros a cuestiones como el Decreto de Nueva Planta del siglo XVIII o la industrialización de Cataluña. Un desarrollo del que se da a entender que se produjo gracias a “la laboriosidad de sus gentes y por su cultura del ahorro”, más que por el liberalismo, que protegió “la industria catalana prohibiendo la compra de productos al extranjero”.

Omisión del papel de la burguesía catalana en América

Asimismo, AMES destaca la visión que en algunos libros de texto se da del descubrimiento de América y la colonización, y omitiendo el papel de la burguesía catalana “en esta actividad, sobre todo en la Cuba del siglo XIX”.

Caricatura histórica sobre el papel del colonialismo español en uno de los libros de Historia de España de 2º de Bachillerato en Cataluña
Caricatura histórica sobre el papel del colonialismo español en uno de los libros de Historia de España de 2º de bachillerato en Cataluña

El trabajo del sindicato de profesores, que se dará a conocer en las próximas semanas, pretende exponer “el enorme perjuicio” que se está causando a los alumnos de Cataluña pues, en su opinión, “nunca podrán competir en igualdad” con los de otras comunidades en el dominio de esta materia.

“El nacionalismo no está solo en los libros de texto de Historia, llega incluso a los de Matemáticas, en algunos problemas con enunciados muy dirigidos”, señala también Romera.

Informes anteriores

Las conclusiones de este nuevo estudio de AMES son similares a las de otros dos estudios difundidos con anterioridad por el mismo sindicato en el último lustro: el dedicado al Adoctrinamiento ideológico partidista en los libros de texto de Conocimiento del Medio de 6º de Primaria del curso 2016/2017 en Cataluña; y otro sobre Adoctrinamiento ideológico en los libros de Geografía e Historia de ESO durante el curso 2017/2018, de diciembre de 2017.

En el primero de ellos, los autores concluían que “muchos de los planteamientos contenidos en estos libros propician que se genere en los alumnos aversión, cuando no odio, hacia todo lo español, así como el rechazo a compartir un proyecto de futuro común”.