Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del ataque con fuego a un furgón policial / EP

El ayuntamiento, de perfil ante la libertad de los anarquistas acusados de quemar un furgón

El gobierno municipal no se opone a la medida cautelar y no aclara si la recurrirá pese a que está personado

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona se ha puesto de perfil ante la última decisión del juez que instruye la causa por el intento de quema de un furgón policial de la Guardia Urbana de Barcelona durante las marchas por el rapero Pablo Hasél. El gobierno municipal no se ha opuesto a la libertad​ de los acusados por el acto vandálico contra un funcionario público --en el vehículo policial atacado había un agente de la URPE-- ni ha aclarado si la recurrirá. 

Es lo que explican fuentes jurídicas cercanas al caso del acto vandálico, que se sigue en el juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona. Sostienen que el Ejecutivo local no ha presionado para que los imputados por tentativa de homicidio, entre otros delitos, permanezcan bajo custodia. 

Ayuntamiento: "Se comunicará"

Preguntada por la cuestión, una portavoz municipal ha indicado que la decisión de dejar en libertad a los anarquistas italianos se atribuye a "la juez que lleva el caso". El ayuntamiento "ya decidirá lo que crea y se comunicará en el marco del proceso judicial". 

Previo a ello, la fuente oficial ha insistido en que el proceso se encuentra judicializado y que el gobierno local comentará la decisión cuando haya una sentencia. De momento, ha subrayado la misma voz, no la hay. 

Acusados de intento de homicidio

Cabe recordar que la libertad bajo fianza de hasta 45.000 euros de los radicales acusados de intentar quemar un furgón policial durante las manifestaciones de protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél el pasado 28 de febrero la ha decretado la titular de la sala de Instrucción número 2 de Barcelona, como avanzó Cadena SER. 

Los antisistema están acusados de tentativa de homicidio, pertenencia a un grupo criminal, desórdenes públicos, atentado. a la autoridad y manifestación ilegal. Un informe de Bomberos de Barcelona, no obstante, ha rebajado el riesgo que corrió el funcionario víctima del ataque.