Menú Buscar
Los liberales europeos, Guy Verhofstadt, junto a Albert Rivera

El liberalismo europeo cierra filas contra el nacionalismo en Madrid

La capital de España escenifica la victoria de los de Rivera frente al PDeCAT que, por primer año, no participa en el Congreso de los partidos liberales y demócratas europeos

10.11.2018 00:00 h.
5 min

La capital de España es este fin de semana la ciudad más liberal de Europa. Madrid acoge el Congreso anual de los partidos liberales y demócratas europeos (ALDE) en un momento en que la crisis territorial española es sintomática de lo que pasa en el resto de países de la Unión Europea.

Es por esto que más de 1.000 delegados liberales se han desplazado a España para reivindicar el proyecto europeo y contener el avance del populismo. De forma más o menos velada, Cataluña ha estado presente en el evento. Y es que se trata del primer Congreso de los liberales europeos sin la presencia del PDeCAT, expulsado de la Alianza de Demócratas y Liberales por Europa por considerar que su deriva nacionalista y sus casos de corrupción son incompatibles con los valores del grupo.

Rivera gana el pulso a Tremosa

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha inaugurado el Congreso y ha pedido “unidad” entre centristas y liberales para ampliar su fuerza y tener éxito de cara a las elecciones al Parlamento europeo del próximo año.

Atrás quedan los tiempos que otro catalán, el eurodiputado del PDeCAT Ramón Tremosa, era el principal anfitrión de los liberales en España. Ni Tremosa ni Barcelona. Ahora es Madrid y el líder de la formación naranja la referencia del liberalismo dentro de los confines nacionales.

Macron, el icono europeísta

La gran sorpresa ha sido cuando Astrid Panosyan, miembro de la plataforma En Marche que catapultó a Emmanuel Macron al Elíseo francés, se ha comprometido a embarcarse a la Alianza de Demócratas y Liberales por Europa.

El público se ha levantado de sus asientos para aplaudir una decisión que erige al presidente de la República en Francia como uno de los líderes europeístas más importantes del Viejo Continente, capaz de frenar en Francia el avance del partido xenófobo Frente Nacional, de Marine Le Pen.

Superar la dicotomía

La receta de los liberales para hacer frente al auge del populismo y el euroescepticismo es acabar con la vieja dicotomía entre izquierda y derecha. El presidente de ALDE en la Eurocámara, Guy Verhofstadt, ha hecho toda una declaración de intenciones al decir que “van a barrer a los viejos partidos”.

La nueva amenaza para la integración europea es, a su juicio, que los movimientos como el que significó el Brexit --la opción para que el Reino Unido abandonara la Unión Europea-- logren imponerse. “Ha sido un acto a favor de Europa donde se ha puesto el acento en combatir todas las formas de euroescepticismo, que van desde el Brexit a los nacionalismos", abunda la eurodiputada Teresa Giménez Barbat a instancias de Crónica Global y en sintonía con el líder de su partido.

Verhofstadt ha ilustrado esta "ultima lucha" para "salvaguardar el espíritu europeo" apostando por una "Europa de los ciudadanos en contra de una Europa de los populistas y nacionalistas”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información