Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, comparece ante el Parlament / EP

Los letrados del Parlament frenan el órdago de Quim Torra al Rey

Los abogados de la cámara rechazan publicar en el boletín oficial el texto aprobado en el pleno, que acusa a la monarquía española de "delincuente" y pide a la independencia

5 min

La reprobación del rey Felipe VI aprobada por JxCat, ERC y la CUP este viernes aún no se ha publicado el Boletín Oficial del Parlament de Catalunya (BOPC), tras las advertencias de los letrados a la Mesa. La votación impulsada y ratificada por los partidos independentistas declara que "Cataluña es republicana y, por tanto, no reconoce ni quiere ningún rey", al tiempo que califica a la monarquía española como "delincuente", pero no consta en ningún documento público, más allá de la iniciativa presentada.

La cámara catalana ha publicado el BOPC de la sesión extraordinaria celebrada este viernes y no deja constancia de ninguna de las dos votaciones que salieron adelante con 69 votos favorables de JxCat, ERC y la CUP, y 65 en contra del PSC-Units, los comuns Cs y el PP.

"Avanzar hacia la independencia"

Los letrados del Parlament advirtieron pocas horas antes de que se iniciara la sesión de que la publicación de la reprobación al rey Felipe VI y la acusación a la monarquía española podía conllevar consecuencias penales.

El documento alerta de que ciertas declaraciones de la iniciativa pueden ser inconstitucionales. En concreto, los puntos más conflictivos son dos: el 4, en el que se afirma que en España hay una “monarquía delincuente” y una “democracia intervenida por el Poder Judicial”; y el 5, en el que se “ratifica” la declaración ilegal de independencia del 1, 10 y 27 de octubre de 2017 donde se llama a “superar este régimen monárquico”, “constituir efectivamente la República catalana” y “avanzar decididamente hacia el objetivo de la independencia”.

Torra contra los funcionarios

El hecho de que el BOCP no haya hecho público el acuerdo, siguiendo las recomendaciones de los letrados, no ha gustado al presidente de la Generalitat, Quim Torra. En un mensaje publicado en Twitter, dice que "ningún funcionario puede decidir si se publica o no una resolución votada por el pleno. Vaya, hasta aquí podiamos llegar". 

Horas antes, el presidente del grupo parlamentario de Junts, Albert Batet, ya había recomendado al presidente de Parlament, Roger Torrent, que desoyera los mensajes de los altos funcionarios. Durante la sesión le instó incluso a tomar medidas si “algún funcionario” denegara la publicación de los puntos aprobados. Algo que finalmente se ha producido.

Marcha "consentida"

Más allá de estos puntos, el texto aprobado también sostiene que la "saga de los Borbones ha sido una calamidad histórica para Cataluña" y denuncia que el Rey emérito "aceptó la sucesión del general Franco jurando fidelidad a los principios de su régimen" por lo que, según el peculiar modo de ver de los nacionalistas, "la monarquía española es la continuación del régimen anterior", es decir de la dictadura franquista.

Asimismo, la resolución también denuncia la, según sus promotores, "huida consentida del rey Juan Carlos para evadir la acción de la Justicia", y reprueba al rey Felipe VI "y a toda la dinastía borbónica por décadas de impunidad y de enriquecimiento ilegítimo utilizando las instituciones públicas", y también al Gobierno central y, específicamente, a la vicepresidenta, Carmen Calvo, por su supuesta "colaboración" en la marcha de Juan Carlos I del país.