Menú Buscar
La princesa Leonor recibe una caricia de su abuela Sofía el día de su primera comunión.

Leonor mantendrá el título de condesa de Cervera

La Casa del Rey responde con una negativa al ayuntamiento de la ciudad que pedía la renuncia de la Princesa

Redacción
2 min

La Casa del Rey ha contestado al escrito del Ayuntamiento de Cervera que pedía que la princesa Leonor renunciara al título de condado de esta ciudad, afirmando que "como heredera de la Corona de España, ostenta con mucho orgullo, entre otros títulos, el de la condesa de Cervera", ha explicado a Europa Press el alcalde, Ramon Royes.

El jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín responde así al ayuntamiento en una carta enviada a finales de noviembre. El alcalde había pedido reiteradamente respuesta a la moción acordada en junio de 2014, por mayoría simple, que solicitaba que la Princesa renunciara al título de condesa.

Lo que dice la Constitución

Alfonsín recuerda al alcalde artículo 57.2 de la Constitución: "El Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se produzca el hecho de que origine el tratamiento tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y de los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona".

En junio de 2014, cuando el pleno municipal planteó la renuncia, argumentó que Cervera no se siente representada por una monarquía "anacrónica y desfasada".

Regalo de bodas

El alcalde recuerda que Cervera había pedido también la renuncia al título cuando era el ahora rey Felipe VI era conde de Cervera, aunque la Casa Real no contestó entonces y sí lo ha hecho ahora.

Royes no era alcalde cuando el Rey se casó con la reina Letizia, pero una empresa suya hizo el regalo de bodas de Cervera. Para la boda --que se ceklebró hace 11 años y a la que asistió el entonces alcalde Salvador Bordes por ser Felipe aún conde--, el ayuntamiento encargó dos piezas de cristal: una de la fachada del consistorio y de la iglesia de Santa María, de una empresa que era propiedad de Royes. De la misma joyería Seyart salió otra pieza elegida por un invitado canario.