Menú Buscar
Jaume Collboni, presidente del grupo municipal del PSC y candidato a alcalde para 2019 / CG

La lección de Collboni y Vila al independentismo

Ambos políticos comparten la necesidad de que la ciudad "no sea una pieza de caza mayor" del independentismo

13.02.2019 00:00 h.
4 min

Hay diagnósticos compartidos, valores comunes, más allá de las siglas. Con las elecciones municipales a la vuelta de la esquina, el 26 de mayo, el alcaldable por Barcelona del PSC, Jaume Collboni, ha querido intercambiar ideas y proyecciones de futuro con Santi Vila, el exconsejero de Cultura de la Generalitat, que es juzgado por el Tribunal Supremo en el juicio que se inició ayer en Madrid sobre la causa del 1-O. Collboni y Vila consideran que la capital catalana no puede ni debe ser “la pieza de caza mayor” que busca el independentismo.

En vísperas de una dura batalla electoral, con los partidos independentistas debatiendo sus diferentes estrategias, con candidatos distintos, pero con apelaciones a la unidad, los dos dirigentes analizan lo que se podría hacer en Barcelona, lo que ha significado el proceso independentista y la experiencia de gestión, en comparación con Madrid.

Jaume Collboni, en el acto del PSC, como alcaldable por Barcelona

Jaume Collboni

Independentismo irrelevante, sin BCN

Collboni muestra ese diálogo en el libro Imaginem Barcelona (Pòrtic), que se presenta este miércoles. Un diálogo que mantiene con otras personalidades de diferentes ámbitos. Es Vila quien con más determinación aborda la disyuntiva que se planteará en las elecciones: o gestión y proyecto de ciudad, o plataforma internacional para potenciar el movimiento independentista. Lo dice con claridad, en algunos pasajes del libro, al señalar que el proceso independentista no sería el mismo si Barcelona no existiera.

Sin Barcelona, considera Vila que el independentismo sería “irrelevante”, porque no podría tener un referente internacional, conocido en el mundo, una ciudad atractiva para estudiantes, el mundo tecnológico, turistas y profesiones de distintos ámbitos.

El exconsejero de la Generalitat, Santi Vila, durante la entrevista en la Cadena Cope /CG

El exconsejero Santi Vila

Ideología y gestión

Lo que denuncia Vila, que dimitió como consejero en el último minuto antes de la declaración de independencia en el Parlament del 27 de octubre de 2017, pero que no por ello ha dejado de ser juzgado en el Tribunal Supremo, entiende que Barcelona corre un riesgo evidente. “Precisamente porque Barcelona es una pieza de caza mayor en la estrategia independentista, se corre el peligro de que alguien tenga la tentación de utilizar las próximas elecciones municipales como pretexto para resolver los conflictos de otras agendas políticas”.

Lo que se recoge en ese diálogo es que Madrid y Barcelona, con equipos de gobierno de fuerzas políticas similares, han respondido de forma muy diferente a los problemas. Mientras Collboni insiste en que se han ido de la ciudad diferentes empresas, por la incertidumbre política, Villa remacha con la idea de que la ideología y la gestión no se puede mezclar, valorando la capacidad de la alcaldesa Manuela Carmena, frente a Ada Colau. “En Madrid se están resolviendo los problemas de vivienda y aquí --en Barcelona-- no; tienen una visión desinhibida de las industrias culturales, y aquí se penalizan; favorecen el turismo, y aquí se invaden autobuses turísticos”.