Menú Buscar
La colla castellera de Madrid en Plaza España

Los lazos rotos de los catalanes en Madrid: "No somos el enemigo"

Catalanes que viven en la capital deciden reunirse para darse apoyo mutuo y encontrar la "comprensión" que no ven ni en la ciudad que les acoge ni en su tierra natal

11 min

Reunirse para ver un partido del Barça o asistir al próximo concierto de Manel en Madrid. El grupo de Facebook Catalans a Madrid se mantenía hasta los últimos días como un oasis en medio de la vorágine política, prevaleciendo lo que une por encima de lo que separa. Prevaleciendo las aficiones a las identidades.

La escalada de tensión política que se ha producido en Cataluña, no obstante, ha hecho mella en grupos de Whatsapp familiares y de amigos y, como era previsible, también ha salpicado a esta comunidad virtual formada por 1.282 miembros que, como el Cercle Català, sirve de apoyo para muchos de aquellos jóvenes catalanes que se desplazan a la capital por motivos laborales o académicos.

“Tengo el corazón roto”

Una usuaria de la red social ha querido expresar su tristeza por los últimos episodios de violencia en Cataluña y, al mismo tiempo, resaltar la soledad e incomprensión que siente tanto en su tierra de origen como en su ciudad de acogida. Noelia relataba así su experiencia: “Quería preguntaros si muchos de vosotros que tenéis pareja y familia política madrileña, no os sentís un poco estos días que se está rompiendo el vínculo entre vuestra querida tierra y la ciudad en la que vivís, que es la tierra que os ha acogido. Estoy harta de conocidos catalanes que me preguntan qué pienso, qué piensa mi pareja y mi familia… No sé, yo lo he pasado mal hoy en este aspecto. Tengo el corazón roto. Nos esperan tiempos difíciles y quizás en nuestra casa no son conscientes de ello”.

noelia facebook

El mensaje hecho público por Noe Lia en Facebook 

Su comentario ha generado en cuestión de minutos respuestas y más respuestas de otros catalanes que albergaban los mismos sentimientos. Tras compartir impresiones han decidido que ese encuentro fuera más allá que la frialdad de un ágora virtual. Este miércoles se han reunido en Madrid para sentirse acompañados en un momento de conmoción y tristeza de toda la sociedad catalana. Crónica Global ha contactado con algunos de ellos que, pese a tener opiniones diversas, sienten la necesidad de expresar sus visiones y sentimientos.

“Me siento cerca de todos los que están sufriendo”

Marta Vinuesa en una de las imagenes que utiliza en las redes sociales

Marta Vinuesa en una de las fotos que utiliza en las redes sociales

Marta Vinuesa tiene 38 años y lleva más de 11 en Madrid. Trabaja como financiera en una empresa y está viviendo con angustia los últimos acontecimientos: “Esta tierra me ha acogido y estoy agradecida. Pero lo que está sucediendo [en Cataluña] despierta en mí un sentimiento que no puedo describir. Me siento cerca de todos los catalanes que están sufriendo la incompetencia de todos los dirigentes. De un lado y del otro”.

Marta ha formado su familia en la ciudad que hace más de una década la acogió. Asegura que “no es libre de opinar” porque “discutiría” con gente a quien “ama”. “Es una pena muy grande saber que la gente, familiares y amigos en Madrid crean que lo que pasó el pasado domingo está justificado”. Marta se despide deseando que se encuentre una solución dialogada entre el Gobierno central y la Generalitat.

“No somos el enemigo”

Noelia es la usuaria que con su comentario inicial ha originado esa reunión de catalanes preocupados por la situación política en Cataluña. Tras compartir impresiones, Noelia asegura no sentir “comprensión” ni por la gente de Madrid, ni por “la sociedad catalana”: “A veces cuando le dices a alguien que vives en Madrid y tienes pareja madrileña parece que seamos el enemigo”, sostiene.

Esta joven catalana asegura que salir de Cataluña y ver las cosas con perspectiva le ha ayudado a ser “más objetiva”: “El pensamiento cambia, pero no somos el enemigo”.

"Los medios tienen parte de la culpa"

alberto fdez sierra

Alberto Fernández Sierra celebrando el Día de Sant Jordi

Alberto Fernández es un chico gerundense de 32 años que vive en Madrid debido a su trabajo como ingeniero industrial y de telecomunicaciones en una multinacional de la consultoría. Empieza hablando de Madrid como una gran ciudad "desconocida" para la mayoría de catalanes. "Esta ciudad fue la cuna del ¡no pasarán!", afirma dejando entrever sus posiciones izquierdistas. Confiesa no "haberse sentido nunca atacado como catalán", pero no puede entrar a debatir según qué ideas con sus compañeros de trabajo. En este sentido, se siente en tierra de nadie. Defiende que en Cataluña "la fractura social no existe" por mucho que en el resto de España se diga lo contrario. Al mismo tiempo pide "autocrítica" a los catalanes por la visión que tienen "del resto de españoles".  

Este chico de Girona también considera que parte de la responsabilidad ha sido de los medios de comunicación: "Al final sois la fuente de información de la mayoría del pueblo, deberíais ser independientes de los bancos y poderes fácticos. Porque en las condiciones actuales, no siempre se dicen las cosas como son".

"Me siento abatida y muy triste"

Mar Dieguez fue una de las primeras a contestar al reclamo hecho por Noelia en Facebook. Esta trabajadora social de 32 años admite sentirse "muy triste y abatida". Un sentimiento que impera en la inmensa mayoría de los catalanes debido a los últimos acontecimientos. "Me siento triste al ver que tanta gente cae en la trampa de polarizar a la sociedad en 'catalanes buenos' y 'españoles malos', y a la inversa", dice preguntada por este medio.

Mar se ha educado en la escuela pública catalana y se considera catalanista, pero asegura creer "en las personas y no en las banderas". De hecho, su pareja es de Madrid y juntos se han manifestado en Puerta del Sol para mostrar su apoyo a los ciudadanos que recibieron los golpes durante la jornada del 1-O: "Ha salido a la calle para defender que hay líneas rojas que no se pueden cruzar, como la libertad de expresión y el derecho a decidir". Reconoce que la soberanía de los pueblos "no es su inquietud ni su necesidad" y pide "altura de miras" a la clase política para enderezar la situación.

“El 'procés' separa más de lo que une”

Pau Gomez

Pau Gómez realizando una de sus aficiones favoritas en Denia (Alicante), donde veranea

Pau Gómez es un publicista experto en redes sociales de 43 años. Estas mismas redes son las que le han permitido compartir sus visiones con otros catalanes y tener una "única arma” para defender sus ideas.

Para Pau el procés independentista promovido desde la Generalitat “separa más a los catalanes de lo que les une”, pero tampoco se siente "representado por el Gobierno de Rajoy". Mientras Noelia y Marta explican cómo se sienten, Pau opta por dar un enfoque político de las que, a su entender, son las causas por la que se ha llegado hasta aquí. “Puigdemont y sus socios han aprovechado la crisis económica para echar la culpa de todo al Estado español”. Este votante de Manuela Carmena dice estar "harto de los discursos fascistas de la derecha en Madrid", pero admite que solo en Cataluña le han tildado de "fascista" por defender la unidad y la convivencia". Pau es duro en su análisis y lamenta que Cataluña pueda empezar a parecerse “al País Vasco de hace 20 años”. “Lo peor es que todos los catalanes pagamos esta deriva independentista radical”. Su solución pasaría por un "federalismo como Estados Unidos" para que las autonomías tengan mayores competencias.

No hay duda que de cada persona tiene su propia receta y su visión de los acontecimientos que desde el pasado domingo han puesto a Cataluña en el centro de las portadas internacionales. Los matices, sin embargo, no eclipsan los sentimientos que comparten, que es la tristeza por la violencia y la fractura social. Cataluña les duele.