Menú Buscar
Lazos amarillos en el Barcelona, donde una mujer fue agredida ayer, lo que el Movimiento contra la Intolerancia pide que sea tratado como odio / CG

Detenido el agresor de la mujer que retiraba lazos amarillos en el parque de la Ciutadella

El hombre está acusado de los delitos de odio y de lesiones, ya que se contempla el motivo político de la discusión que acabó con el ataque

29.08.2018 11:52 h.
8 min

La Policía Nacional ha detenido este miércoles poco antes del mediodía al presunto agresor de la mujer que retiraba lazos amarillos en el parque de la Ciutadella de Barcelona el pasado sábado. El hombre está acusado de los delitos de odio y de lesiones, ya que la investigación que se ha iniciado parte de la premisa de que se trata de un suceso por motivos políticos.

Cabe recordar que un día antes la agredida había presentado una denuncia ante este cuerpo de seguridad. Las fuerzas de seguridad que intervinieron en el incidente, sin embargo, fueron agentes de Mossos d'Esquadra. En el escrito, aseguraba que la retirada de los símbolos independentistas constituyó el motivo de la paliza que recibió. La agresión acabó con la ciudadana en el hospital, donde fue tratada por las lesiones que presentaba en el rostro.

Denuncias cruzadas

Según su relato, la pelea empezó cuando el acusado empezó a recriminarle que retirara los lazos amarillos que colgaban de la valla del parque que alberga, entre otros edificios, la sede del Parlament. La discusión se incrementó de tono, incluso llegó a las descalificaciones de tintes xenófobos --explica que le espetó un "Vuélvete a tu país", ya que es de origen ruso--, hasta que el acusado se habría abalanzado sobre ella y le habría propinado un puñetazo. Todo ello, delante de su marido y sus tres hijos pequeños.

También fue testigo de la escena la madre del propio acusado, a quien paseaba a bordo de una silla de ruedas. El hombre también ha presentado su propia denuncia. Algunas informaciones publicadas señalan, en voz del detenido, que los agentes de los Mossos le habrían recomendado esta medida. En ella, niega la existencia de una motivación política en la pelea que acabó con la agresión. Afirma que la discusión se inició porque la familia habría tirado al suelo los lazos amarillos que retiraba. En su descargo afirma que censuró este comportamiento porque estaban ensuciando el parque.

Investigación judicial

El detenido pasará ahora a disposición judicial. Es el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona el encargado de incoar el sumario. Esta sala ha recibido en el reparto habitual la denuncia del hombre, tal y como explican los portavoces del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), y el parte de lesiones de la víctima. Pero aún no tiene en su haber la denuncia que la lesionada cursó ante la Policía Nacional.

Se espera que en las próximas horas reciba esta documentación. En un primer momento, los agentes han trasladado al detenido hasta la comisaría de la Verneda de Barcelona para tomarle declaración. Poco antes de las dos del mediodía lo han llevado en un furgón policial hasta el juzgado de guardia de detenidos, en la Ciudad de la Justicia de Hospitalet del Llobregat (Barcelona).

Crisis de los símbolos

La agresión del parque de la Ciutadella ha sido la más destacada de la crisis que se ha abierto en Cataluña sobre simbología política en los espacios públicos. Las colisiones verbales han existido en varios municipios entre los que ponen y los que quitan lazos amarillos y otros motivos independentistas. La de Barcelona es la primera situación que acaba con violencia física.

Fue el propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, el que alertó por carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de una presunta “escalada de violencia en Cataluña por parte de grupos violentos”. El jefe del Ejecutivo catalán le pedía al ministro que “pusiera fin de forma urgente”. Se refería de este modo a los ciudadanos que retiran los símbolos colocados en los espacios públicos. A la vista de los últimos acontecimientos y de la escalada de crispación de las últimas horas con los símbolos, la portavoz del Ejecutivo catalán, Elsa Artadi, suavizó estas declaraciones y aseguró que sólo se trataba de “casos anecdóticos” de violencia. Perseguía de ese modo fijar el discurso del independentismo que asimila su movimiento con actitudes pacíficas y no violentas.

Junta de Seguridad

Esta discrepancia de última hora nace de la decisión que ha tomado el Gobierno socialista de analizar la crisis de los símbolos en el espacio público catalán en la próxima Junta de Seguridad, un encuentro que se celebrará el próximo 6 de septiembre en la Generalitat. El conseller del Interior, Miquel Buch, afirmó después de la carta de Torra que no era necesario abordar esta cuestión en la reunión, porque la competencia en seguridad ciudadana estaba transferida a los Mossos d’Esquadra.

Grande-Marlaska enmendó esta apreciación. El ministro y exmagistrado aseguró en su cruce de misivas con el Govern, sin embargo, que es una competencia exclusiva del Estado y lo mantuvo como el primer punto del orden del día del encuentro.

Investigación de Fiscalía

El cuerpo de seguridad catalán también se ha visto inmerso en la crisis de los lazos amarillos de este verano. Los agentes de la policía autonómica de Cataluña han identificado a los que retiran los símbolos independentistas, a quienes la Generalitat amenaza con multas de hasta 30.000 euros al considerar que han quebrantado la ley de seguridad ciudadana.

La nueva actuación de los Mossos ha derivado en una investigación de la Fiscalía. El Ministerio Público quiere saber quién dio la orden de identificar a los que quitan los lazos y cuál es el motivo de esta decisión. El ministerio público ha actuado a raíz de una denuncia de Impulso Ciudadano, la entidad promovida por el exdiputado de Ciudadanos, jurista y activista constitucionalista, José Domingo.

Manifestación en Barcelona

Ciudadanos, el partido al que está afiliado el marido de la agredida, ha convocado este miércoles por la tarde una manifestación de apoyo a la víctima. Tendrá lugar a las 19 horas en el mismo parque de la Ciutadella.