Menú Buscar
Jaume Collboni, líder del grupo municipal del PSC en Barcelona / PSC

El PSC exige a 'indepes' y Cs y PP que no "azucen el fuego" de los lazos

Los socialistas creen que el conflicto por los símbolos es una "arma de distracción masiva" de los problemas reales de la gente, como la vivienda

29.08.2018 13:40 h.
3 min

El PSC ha exigido a los independentistas y a Ciudadanos y PP que no "azucen el fuego" de los lazos amarillos hoy miércoles, 29 de agosto. El líder del grupo municipal de los socialistas en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, ha valorado que el conflicto por los símbolos secesionistas en las calles es una "arma de distracción masiva" de los problemas reales de la gente.

En declaraciones a los medios desde la Ciudad Condal, Collboni se ha mostrado preocupado por la "escalada de tensión" que se vive en torno a la cuestión de los lazos. Estos ánimos caldeados "podrían poner en riesgo la convivencia", ha alertado el electo en la capital catalana. Por ello, el concejal ha hecho una llamada a la calma y a la responsabilidad para no "alimentar el fuego" y no "agudizar el conflicto entre ciudadanos a pie de calle".

Uso político de 'indepes' y PP y Cs

En opinión de Collboni, el conflicto por la colocación y retirada de lazos amarillos es utilizado por "la derecha, PP y Ciudadanos, junto con los partidos independentistas como arma de distracción masiva de los problemas reales que preocupan a los catalanes". En el caso de Barcelona, estas prioridades serían "el precio del alquiler y el acceso a la vivienda, la seguridad, el civismo o el inicio del curso escolar, entre otros".

En el mismo sentido, el líder de los socialistas en Barcelona ha indicado que Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, "está mirando hacia otro lado ante la escalada de tensión", hecho que demostraría su "falta de compromiso con el diálogo y la resolución del conflicto".

"No a Barcelona como campo de batalla"

El también candidato socialista a alcalde de Barcelona en las elecciones municipales de 2019 ha recordado que si bien "las calles son un espacio de todos y todas", las instituciones "deben ser neutrales y no exhibir símbolos que dividen y que sólo representan a lo que políticamente piensa solo una parte de la población". Por ello, ha exigido "responsabilidad" a todas las partes para no quebrar la convivencia. "Necesitamos políticos que resuelvan problemas y no hooligans que los creen", ha manifestado.

Collboni ha subrayado que "Barcelona es abierta y respetuosa. No queremos que los independentistas, Ciudadanos y PP conviertan la ciudad en su campo de batalla". Por ello, desde el PSC harán "todo cuanto esté en nuestras manos para evitar que conviertan la Ciudad Condal en la capital del conflicto, cuando ha sido siempre la capital de la convivencia".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información