Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta del Parlament, Laura Borràs / PARLAMENT

Laura Borràs (JxCat) se niega a dimitir: "El delito de corrupción no existe"

La presidenta del Parlament se aferra a la redacción del reglamento para mantenerse en el cargo cuando se le abra juicio oral por el presunto fraccionamiento de contratos a un amigo

4 min

La presidenta del Parlamento de Cataluña, Laura Borràs (JxCat), ha anunciado que no piensa dimitir de su cargo una vez se le abra juicio oral por el fraccionamiento de 18 contratos públicos asignados a dedo a un amigo cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC). La mandataria posconvergente descarta cumplir con el reglamento de la propia Cámara catalana, que contempla este tipo de renuncias ante la investigación de casos de "corrupción", aferrándose al formalismo de que el delito de corrupción "no existe" como tal.

Borràs, al igual que en otras ocasiones, se ha mostrado ofendida al ser preguntada sobre la investigación judicial que pende sobre ella en el programa Cafè d'Idees de RTVE, lamentando que "siempre me preguntan lo mismo". Y, acto seguido, ha descartado que, llegado el caso, vaya que dimitir como presidenta del Parlament en aplicación del artículo 25.4 de su reglamento.

"No he cometido ningún delito"

"El artículo 25.4 no contempla lo que dice usted", le ha espetado la mandataria posconvergente a la periodista Gemma Nierga. Acto seguido, Borràs se ha escudado argumentando que "el artículo 25.4, que habla del cese, dice que la Mesa puede tener la atribución cuando la apertura de juicio oral esté relacionada con causas vinculadas al delito de corrupción, que es un delito que no existe, por tanto ya es un poco problemática esta formulación". "Y yo he sostenido siempre que no he cometido ningún delito, tampoco de corrupción”, ha añadido.

La presidenta del Parlament está siendo investigada por los delitos de falsedad documental, fraude administrativo, prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos por el fraccionamiento de contratos cuando dirigía la ILC.

Según la Fiscalía y el Juzgado de Barcelona que comenzó a investigar, existen indicios de que, entre los años 2013 y 2017, Borràs "abusó" de su condición de directora de la ILC para adjudicar "directa o indirectamente de manera arbitraria de todos los contratos de programación informática", cuyo importe total es de 259.283 euros sin IVA, a favor de Isaías Herrero, con el que se ha acreditado que tenía una "relación personal y profesional".

En contra de los Juegos de Invierno con Aragón

Borràs, por otra parte, también ha defendido "romper relaciones" sobre la candidatura conjunta con Aragón para optar a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 para que haya una "reacción" por el presunto espionaje a 60 dirigentes secesionistas por el procés.

La presidenta del Parlament ha reclamado al Govern que suba el tono de su denuncia por este supuesto "espionaje político" y "rompa relaciones" con un Estado al que, según sus palabras, hay que "poner en crisis". Y otro tanto con el pacto que su propio partido (JxCat) mantiene con el PSC al frente de la Diputación de Barcelona, si bien el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, lo ha descartado.