Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Laura Borràs, renunciando a dimitir como presidenta del Parlament / EFE

Laura Borràs intenta retrasar su juicio pidiendo que aparten al juez instructor

La presidenta del Parlament insiste en sus maniobras dilatorias para evitar ser juzgada por corrupción por el presunto fraccionamiento de 18 contratos a un amigo cuando dirigía la ILC

5 min

Laura Borràs (JxCat)su abogado, Gonzalo Boye, insisten en sus maniobras para intentar retrasar al máximo el juicio por corrupción por el presunto fraccionamiento de 18 contratos públicos a un amigo cuando dirigía la ILC. Después de haber reclamado, sin éxito, que la juzgara un jurado popular, la presidenta del Parlament y su letrado han presentado ahora un nuevo recurso para apartar al juez instructor, apenas días después de que éste le reprochara sus intentos de "dilatar" la causa.

El recurso, al que ha tenido acceso Efe, se dirige "exclusivamente" contra la desestimación de la recusación del juez instructor Carlos Ramos que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ya avisó que es firme, pero no contra la confirmación del auto de procesamiento, de forma que Borràs tiene de plazo hasta el lunes próximo para impugnarlo, a pocos días de que se inicie el mes de agosto, inhábil para el grueso de los trámites legales.

A un paso del juicio

Los recursos de apelación no tienen efectos suspensivos, por lo que nada impide que el juez dicte en los próximos días el auto de apertura de juicio oral contra Borràs --trámite obligado una vez la Fiscalía presentó su escrito de acusación--, sin esperar a que estén resueltos.

El auto de apertura de juicio trasladaría al Parlament el debate de si Borràs debe ser suspendida en aplicación del reglamento del Parlament que obliga a hacerlo en el caso de los diputados que esperan juicio por corrupción y cuentan con un auto de apertura de juicio oral ya firme.

No obstante, si aún quedaran recursos pendientes de resolver por el TSJC, su defensa podría escudarse en que el auto no es todavía firme para esquivar la aplicación del reglamento del Parlament.

Acusa al juez Ramos de "abuso"

En el recurso presentado este miércoles, Boye vuelve a plantear ante la sala civil y penal del TSJC la recusación del magistrado Carlos Ramos, pese a que el propio instructor lo desestimó en un auto que dictó el pasado lunes, en el que precisaba que no cabía recurso alguno contra su resolución.

El abogado de Borràs considera que en la desestimación del incidente de recusación que planteó contra Ramos --instructor de la causa en sus pasos finales en sustitución de Jordi Seguí, que ha acabado la comisión de servicios por la que fue destinado a la sala penal del TSJC--, se han prescindido "total y absolutamente" de las normas de procedimiento, según él.

Según el recurso de Boye, el hecho de que el magistrado Ramos se haya "saltado las normas" de este procedimiento, al no pedir previamente que se posicionaran la Fiscalía y las demás partes y sin cumplir por tanto con las "formalidades básicas", demuestra que tiene un "especial interés" en el mismo, lo que supone un "abuso" que obliga a apartarlo.

Boye ve "falta de imparcialidad"

Según Boye, el hecho de que quien haya resuelto sobre esta recusación sea el propio magistrado, "cuya falta de imparcialidad se está cuestionando", demuestra que ha pasado a ser juez y parte "al mismo tiempo".

El abogado de Borràs da por hecho que el juez cree que, como en otros casos se ha desestimado su recusación, eso le "haría inmune" a cualquier otra petición para que se le apartara de un proceso. Pero ello no es así, según el recurso, ya que "con sus propios razonamientos" el juez da la razón a la defensa de Borràs "en cuanto a su falta de imparcialidad".