Menú Buscar
Laura Borràs, consejera de Cultura y número dos de JxCAT a las elecciones generales, en un mitin en Girona hoy / EFE

Los Mossos pierden el 'caso Laura Borràs' por las filtraciones

La juez arrebata la investigación de los opacos contratos de la consejera de Cultura a la policía autonómica por los 'chivatazos'

07.04.2019 16:59 h.
4 min

Los Mossos d'Esquadra han perdido la investigación del caso Laura Borràs por las filtraciones a la prensa. La juez de la sala de Instrucción número 9 de Barcelona ha arrebatado las labores de investigación a la policía catalana por los chivatazos a la prensa.

Según ha avanzado El Periódico hoy, la magistrada Silvia López Mejías decidió unos meses atrás cambiar de cuerpo de seguridad para continuar con la investigación de las sospechosas contratas otorgadas por Borràs cuando presidía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC). La decisión de la juez vino motivada por la fuga de información que se produjo cuando estalló la polémica. A partir de entonces, las pesquisas las dirige la Guardia Civil.

'Peinan' el material

Los agentes del instituto armado están peinando el material e información del que se incautaron en registros practicados en noviembre en la sede de la ILC y el CTTI, el hub de telecomunicaciones del Govern. Están acometiendo esta labor los agentes con sumo cuidado, ya que el caso se encuentra bajo secreto de sumario. Quizá por ello, la juez de instrucción no encajó bien las filtraciones que se produjeron cuando se inició la investigación.

Encargó entonces López Mejías a la Fiscalía a que tratara de encontrar el punto de fuga de información del caso. Quería saber la magistrada cómo habían llegado los datos a los medios de comunicación. A ello se le unió el hecho de que Borràs vulneró el secreto sumarial al aportar datos del caso para defenderse de las acusaciones de los periodistas. En aquel momento, la magistrada dijo basta y trasladó el expediente a la Guardia Civil.

45.000 euros y una metedura de pata

Cabe recordar que el escándalo que salpica a la consejera catalana de Cultura estalló en noviembre de 2018. A finales de aquel mes, trascendió que la policía autonómica estaba investigando a la titular del departamento por diversos contratos por valor de 45.550 euros adjudicados sin concurso a I. H. F, un colaborador suyo en un grupo de investigación universitario.

Tras conocerse la noticia, Borràs recorrió diversas radios catalanas defendiendo su inocencia. En una de estas entrevistas, explicó que "no estaba siendo investigada, ya que el consejero de Interior, Miquel Buch, se lo había dicho". Con ello implicó la dirigente de JxCAT que el conseller se había saltado el secreto sumarial del procedimiento, algo que sería un delito. Horas después y ante el revuelo creado, la consejera rectificó y aseguró que Buch le había comunicado solo que los Mossos se habían limitado a desempeñar labores de policía judicial.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información