Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Las escuelas que segregan conservarán las subvenciones gracias a JxSí y al PP

ERC, que se opone a estas ayudas, mantiene la disciplina de grupo y vota junto a CDC en el Parlament para tumbar una propuesta de CSQP

Redacción
3 min

El Parlament ha rechazado este miércoles reformar la Ley de Educación de Catalunya (LEC) para terminar con las subvenciones públicas a escuelas privadas que segregan por sexo, con los votos de Junts pel Sí (JxSí) y el PP. ERC, que se había desmarcado de sus socios de CDC en votaciones simbólicas sobre esta cuestión, ha votado finalmente junto a los convergentes a la hora de la verdad.

El pleno de la La Cámara ha aprobado, con 72 votos a favor (JxSí y PP), 36 en contra (PSC, Catalunya Sí que es Pot y la CUP) y 24 abstenciones (C's), dos enmiendas a la totalidad a la proposición de ley de CSQP que pretendía acabar con este tipo de subvenciones.

Durante el debate, la diputada de CSQP Jèssica Albiach se ha dirigido directamente a los parlamentarios de ERC –integrados en JxSí–, a los que ha invitado a romper la disciplina de grupo y desmarcarcarse en la votación de las "ideas retrógradas" de CDC y PP. Albiach ha recordado a los republicanos que siempre han llevado en su ideario no subvencionar estos centros ha estado siempre en su ideario. La diputada de ERC Anna Simó ha replicado que el programa electoral de JxSí prometía no tocar la LEC durante esta legislatura.

ERC se desmarca de CDC sólo simbólicamente

En las semanas previas, el papel de ERC respecto a estas subvenciones ya había sido objeto de controversia. A finales de febrero, los republicanos dejaron solos a sus socios en JxSí en una votación simbólica en la Diputación de Barcelona que instaba a la Generalitat a suprimir los conciertos educativos con escuelas de elite que segregan por sexo. A la hora de la verdad, no obstante, los de Junqueras se han alineado con las tesis de Convergència.

También a finales de febrero, CDC se impuso dentro del grupo parlamentario de Junts pel Sí para preparar una enmienda a la totalidad a otra propuesta similar para acabar con estas subvenciones. Concretamente, a una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), apoyada por la CUP y que recogió 95.000 firmas, que pide la reducción progresiva de los conciertos escolares, empezando por eliminar las subvenciones a las escuelas de élite o que segregan por sexo.