Menú Buscar
Presupuestos: ¡Vaya bodrio de transparencia!

Las elecciones vascas torpedean la investidura

PP y PSOE no descartan un nuevo intento de investidura en octubre, a la espera de lo que acontezca en los comicios vascos y gallegos

2 min

El pacto sobre la fecha de la investidura, publicitada por Mariano Rajoy y Albert Rivera como un pequeño paso para sus formaciones, pero un gran paso para los españoles, se revela cada vez más como una victoria pírrica. Al veto del PSOE, que imposibilita la formación de gobierno, se unen ahora las elecciones vascas y gallegas previstas para el 25 de septiembre, una cita electoral que complica las estrategias de pacto de populares y socialistas.

Revisar estrategias

Los primeros se arriesgan a presentarse a esos comicios con un fracaso en la sesión de investidura prevista para el 30 de agosto. Para los segundos, ese intento fallido supondría la confirmación del “no” de Pedro Sánchez, lo que propiciaría unas terceras elecciones en Navidad y un alud de críticas a la falta de responsabilidad del PSOE. De ahí que gane enteros la posibilidad de que haya un nuevo intento de investidura en octubre, a la espera de lo que acontezca en esos comicios autonómicos. Es ahí cuando los partidos deberán revisar sus estrategias e incluso sus liderazgos.

Así están las cosas, el PNV lo sabe y, si alguna vez sonaron campanas de alianza entre los nacionalistas y populares, el arranque de la precampaña las han acallado. Iñigo Urkullu, líder de esta formación, califica de “amenaza” el pacto entre PP y C’s para los intereses del autogobierno vasco, y ve difícil evitar unas terceras elecciones.

Pero el PSOE aguanta la presión, incluso la interna, favorable a una abstención, mientras que el presidente de Ciudadanos afirma que es Rajoy quien debe convencer a Sánchez de que se sume a ese acuerdo de investidura. Y ha dado un plazo de una semana para rubricar el pacto.