Menú Buscar
El secretario general de UDC, Ramon Espadaler, en su intervención ante la militancia del partido / CG

Las bases de UDC apuestan por crear un nuevo partido

El partido se abre a pactar con otras formaciones catalanistas, pero sin perder su esencia humanista y democristiana

4 min

Las bases de UDC ha dado luz verde a la construcción de un nuevo partido, sin perder la esencia de una formación democristiana, actualmente sin representación parlamentaria y que atraviesa graves problemas económicos, pero que no renuncia a ocupar un espacio catalanista, moderado y humanista.

El secretario general del comité de gobierno, Ramon Espadaler, ha explicado que en el consejo nacional celebrado hoy "todas las intervenciones de la militancia han apostado por encontrar un nuevo formato y si es necesario un nuevo partido político para dar continuidad a las ideas".

Unió, que el lunes cumple 85 años de historia, es "un instrumento que tiene una hoja de servicios impecable al servicio de Cataluña, pero que en la situación actual le será difícil ser útil para aportar estas propuestas a las instituciones".

El dirigente democristiano ha remarcado que "hay una voluntad manifiesta del consejo nacional y de los militantes que han participado que, si la vía de UDC ha llegado a puerto y como instrumento ya no sirve debido a su situación, es necesario encontrar un nuevo instrumento".

"No nos sentimos representados"

El líder socialcristiano ha destacado que "no nos sentimos representados por las formaciones políticas actuales. Continuamos defendiendo el catalanismo integrador, no rupturista, no de separación sino de integración. Un planteamiento que se conoce como democracia cristiana o como humanismo y que no se identifica ni con el liberalismo ni con la socialdemocracia aunque es capaz de colaborar a partir de lo que comparte". Lo que no renunciaremos es la defensa de nuestras ideas".

El secretario general ha afirmado que "somos conscientes de que el proceso de articulación de todo esto no es sencillo, pero "cuanto antes nos pongamos a trabajar, mejor" y ha detallado que los consejeros nacionales ven bien utilizar la fundación de Unió INHECA (Instituto de Estudios Humanísticos Miquel Coll i Alentorn), un think-tank que tendremos que rearmar con la incorporación de más personas, al tiempo que reflexionaremos sobre la forma que debe tomar la nueva formación política".

Ni la CUP ni Ada Colau

Espadaler ha subrayado que "el horizonte son las elecciones al Parlamento catalán, que pueden ser a principios o finales del año que viene y las elecciones municipales". Y ha pedido que "el debate sobre las alianzas electorales no se anteponga a la construcción de la nueva formación política. Primero hay que construir una nueva herramienta política sin encerrarse en el futuro buscar sinergias y hacer alianzas con otras formaciones políticas".

Aboga por tender puentes con otras opciones "que se mueven en este espacio para construir una alternativa que nos permita salir ahora del fuego de un gobierno dependiente de la CUP sin caer en las brasas de lo que representa Ada Colau".