Menú Buscar
Bandera independentista detrás de un skyline de varias entidades / CG

Las 30 entidades catalanas con riesgo independentista

De Fira de Barcelona al Barça, pasando por el Liceu o el Puerto, el Estado quiere evitar la penetración secesionista, lo que pasa por una estrategia judicial, económica y política

7 min

La lucha contra la invisibilidad del Estado en Cataluña, a la que ha contribuido el ruido independentista, no solo pasa por un aumento de la presencia de ministros y secretarios de Estado en esta comunidad --la llamada operación diálogo--, sino por intensificar la interlocución con la sociedad civil y por la pedagogía de los riesgos del secesionismo. Esa labor tiene tres ejes, el judicial, el económico y el político, y se centra en una treintena de instituciones, algunas de ellas participadas por el Estado; o sea, por la Administración central.

miquel marti

Miquel Martí, presidente de Moventia / CG

Desde el Barça al Puerto de Barcelona, pasando por el Liceu, universidades o Fira de Barcelona, siendo esta última uno de los mejores ejemplos de esa respuesta del Gobierno a los intentos de penetración secesionista. El Gobierno de Mariano Rajoy pretende acabar con lo que en algunos medios políticos se ha venido considerendo la pasividad de la Administración central del Estado frente a la eficaz estrategia independentista.

Las patronales, bajo el foco

Durante semanas sonó el nombre de Miquel Martí como posible sustituto de Josep Lluís Bonet al frente del consejo de administración de la Fira. Martí es presidente de Moventia e impulsor de la patronal soberanista FemCat. Sin embargo, esta propuesta ha perdido fuerza y en ello ha tenido que ver mucho la acción del Gobierno, que entre las posibles alternativas, apuesta por el regreso de Agustín Cordón, actual director ejecutivo del Grupo Zeta y antiguo director general de la institución ferial. El consejo general de la Fira de Barcelona está integrado por el  Ayuntamiento de Barcelona --que lo preside--, la Generalitat y la Cambra de Comerç de Barcelona.

Carles Puigdemont (derecha), presidente de la Generalitat, y Josep González, líder de Pimec, en la entrega de premios de la patronal.

Carles Puigdemont (derecha), presidente de la Generalitat, y Josep González, líder de Pimec

También las patronales están bajo la lupa del Gobierno central. Mientras Foment del Treball, con Joaquim Gay de Montellà al frente, no ha sucumbido a los cantos de sirena secesionistas, sí lo ha hecho Pimec, presidida por Josep González. Cecot, liderada por Antoni Abad, ha dado una vuelta de tuerca en su apuesta soberanista.

Hace algunos años, la penetración soberanista en las instituciones catalanas no habría tenido respuesta, pero ante el desafío independentista, “el Estado no va a facilitar las cosas. Hasta aquí hemos llegado”, explican a Crónica Global fuentes próximas al Gobierno del PP.

David Madí y el Liceu

El Gran Teatre del Liceu es otra de las instituciones “observadas” por el Ejecutivo español. Se trata de un teatro de titularidad pública (Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona, Diputación de Barcelona y Ministerio de Educación), presidido por Salvador Alemany, muy vinculado a Artur Mas, de quien fue asesor. Que otra mano derecha del expresident, David Madí --cerebro junto al Grupo Godó de la maquinaria mediática del secesionismo convergente--, gestione los espacios gastronómicos del Liceu no agrada al Gobierno de Mariano Rajoy.

alemany liceu

De izquierda a derecha, el director del Liceu, Roger Guasch; el presidente de honor de los mecenas, Josep Vilarasau; el presidente del patronato, Joaquim Molins; el presidente del consejo, Salvador Alemany; y el vicepresidente de los mecenas, Luis Herrero

“¿Por qué tiene que poner dinero el Estado en instituciones que secundan la secesión?”, se preguntan fuentes conocedoras de los planes del Gobierno del PP en conversación con Crónica Global.

Cerrar el grifo económico

Cerrar el grifo de la financiación gubernamental no pasa por privar a Cataluña del dinero al que tienen derecho todas las comunidades autónomas, como el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Pero sí por mirar con lupa a qué se destinan esas partidas para evitar que con ellas se financien proyectos independentistas. Y también por extremar los contactos con entidades financieras y representantes empresariales para advertir de los perjuicios del separatismo. Tutelar posibles relevos al frente de determinados bancos para reducir las ayudas al separatismo forma parte también de esa estrategia gubernamental.

Sixte Cambra, presidente del Puerto de Barcelona / CG

Sixte Cambra, presidente del Puerto de Barcelona

Otro amigo personal de Mas, Sixte Cambra, preside el Puerto de Barcelona, una institución investigada por la Guardia Civil en relación al llamado caso del 3%, relacionado con la supuesta financiación irregular de CDC. Y es que la persecución de la corrupción en Cataluña, con los casos Pujol o Palau como más representativos, han registrado avances significativos en los últimos meses. En paralelo, la respuesta de la fiscalía a todos aquellas supuestas vulneraciones de la ley cometidas a favor del independentismo, se ha vuelto más contundente, dado que, a medida que ha ido avanzando el procés, de la desobediencia inicial se ha pasado a situaciones de presunta prevaricación o malversación de caudales públicos.

estelades champion barça

Banderas independentistas en la final de la Champions

Los planes del Gobierno del Estado para recuperar la centralidad en Cataluña van más allá del choque de trenes que provocará la convocatoria de un referéndum --menos traumático de lo que algunos creen o incluso desean-- y que incluyen el objetivo de que el catalanismo recupere un 30% de ciudadanos catalanohablantes que se convirtieron al independentismo.

Destacadas en Política