Menú Buscar
Carles Puigdemont y Laura Borràs en una reunión en Waterloo / EFE

La vía Puigdemont se hunde en Cataluña

El PSC ganaría en votos y ERC en escaños, casi con un empate, con un desplome de Junts per Catalunya, que obtendría sólo cinco diputados

28.04.2019 20:29 h.
4 min

La vía Puigdemont, de ruptura con el Estado, y con la exigencia de un referéndum para la investidura de un presidente del Gobierno español, no habría obtenido el favor de los catalanes. Junts per Catalunya, según la encuesta difundida por las televisiones autonómicas y elaborada por GAD3, el partido de Puigdemont, obtendría cinco diputados, en quinta posición, con el 10% de los votos.

Es la vía unilateral la que se habría castigado en Cataluña, con dos ganadores que intentan una vía de solución basada en el diálogo, aunque con propósitos distintos. Esquerra Republicana, por primera vez, ganaría unas elecciones generales en Cataluña, aunque como ha ocurrido siempre desde la recuperación de la democracia, el nacionalismo se beneficia de la ley electoral. Esquerra lograría, según el sondeo, el 21% de los votos, con 13 o 14 diputados. El PSC, en cambio, con el 23% de los sufragios, se quedaría con entre 12 y 13 escaños. Se trata de casi un empate, aunque en votos ganaría la lista que ha encabezado Meritxell Batet.

Ciudadanos se estanca

Si Esquerra se beneficiaría del desplome del partido de Carles Puigdemont, encabezado por Jordi Sànchez y Laura Borràs, los socialistas lo harían gracias al hundimiento de los Comuns, que obtendría ocho diputados con el 16% de los votos, lejos de los 12 escaños y el 24,5% que consiguió en 2016, logrando la victoria electoral en aquel momento. La opción de Jaume Asens como candidato, y el voto útil de la izquierda no independentista hacia el PSC habría posibilitado ese trasvase.

Esa candidatura de los Comuns-Podemos, en todo caso, quedaría en tercera posición. Por debajo, se queda Ciudadanos, que ha tenido a Inés Arrimadas como cabeza de lista. La formación naranja obtiene el cinco diputados, los mismos que en 2016, aunque aumenta ligeramente el apoyo y pasa del 10,94% al 12% de los votos.

Arrimadas dice que hoy "todos los votos pueden ser decisivos"

Inés Arrimadas

El PP, bajo mínimos

Junts per Catalunya aparece en esa quinta posición, muy lejos del 13,9% y los ocho diputados de 2016, que ya fueron calificados por Francesc Homs, cabeza de lista en aquel momento, como “malos resultados”. Entonces, la candidatura era la de Convergència.

La estrategia de Cayetana Álvarez de Toledo al frente del PP no habría dado resultado, según este sondeo. Su campaña agresiva, que ha marcado en gran medida al resto de candidatos, lograría sólo dos diputados, con el 7% de los votos. En 2016 obtuvo el 13,36% de los sufragios y seis escaños. La novedad es Vox, que logra un escaño, con el 5% de los votos. En 2016 el partido de Santiago Abascal sólo consiguió 197 votos.

El PDeCAT, a la espera

El independentismo antisistema también ha logrado representación. Front Republicà, una escisión de la CUP, con Albano Dante Fachín, conseguiría el 4% de los votos.

Esos resultados podrían marcar una tendencia en los próximos meses y abrir una nueva etapa. Tanto Esquerra como PSC podrían liderar un ciclo distinto, dejando de lado la vía unilateral del independentismo, una apuesta que la representa en estos momentos Junts per Catalunya, dominado por Carles Puigdemont, y en el que sigue en su seno el PDeCAT, que quería esperar estas elecciones y las municipales del 26 de mayo para tomar una decisión sobre su futuro, con la idea de agrupar un soberanismo de centro, recuperando parte del legado de la vieja Convergència.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información