Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Congreso de los Diputados.

La regeneración democrática, asignatura pendiente de los partidos de cara al 20D

Todas las formaciones suspenden el examen sobre democratización de su funcionamiento interno, lucha contra la corrupción y transparencia al que les ha sometido el think tank Más Democracia

3 min

Los partidos políticos españoles no se toman en serio sus propios --y continuos-- llamamientos a la regeneración democrática. Esta es la conclusión a la que llega la organización Más Democracia tras analizar los programas electorales con los que se presentan al 20D las doce principales formaciones de ámbito nacional y autonómico.

Según esta entidad --que tiene por objetivo “mejorar la calidad de nuestra democracia e incrementar la participación política ciudadana”--, “todos los partidos españoles suspenden a la hora de incluir en su oferta electoral propuestas concretas sobre regeneración democrática”.

Y subrayan que “los solemnes diagnósticos que todos los partidos y coaliciones realizan en sus programas sobre la necesidad de actualizar el funcionamiento de los partidos, luchar contra la corrupción o incrementar la transparencia apenas se refleja en medidas concretas inspiradas en las buenas prácticas internacionales, aunque no faltan las promesas de difusos ‘planes’ de mejora”.

Nota media de 1,9 sobre 10

Más Democracia ha revisado los programas electorales de C’s, Coalición Canaria (CC), Democràcia i Llibertat (CDC y otros), ERC, PNV, PP, PSOE (incluyendo el PSC), Podemos (y sus respectivas coaliciones), Pola Unión (BNG y otros), UDC, Unión Popular (IU y otros) y UPyD.

Y ha sometido sus propuestas a 50 indicadores sobre regeneración democrática divididos en cuatro áreas: partidos políticos y sistema electoral; lucha contra la corrupción; transparencia, y ampliación de la democracia.

Los resultados no pueden ser más decepcionantes: la nota media global obtenida por los doce partidos es de 1,9 puntos sobre 10, y ninguno de ellos ha alcanzado los 5 puntos medios de valoración. Es decir, todos han suspendido.

El PSOE, el que más se acerca al aprobado

La clasificación está encabezada por el PSOE, con 4,3 puntos, seguido de Podemos, con 4,1, y de UPyD, con 3,3. Tras ellos se sitúan Pola Unión (2,6), C’s (2,1), Unión Popular (1,8), UDC (1,3) y el PP (0,9). Mientras que cierran el ranking ERC y Democràcia i Llibertat (con 0,8 puntos cada uno) y PNV y CC (con 0,3).

Por áreas temáticas, únicamente el partido que lidera cada uno de los apartados aprueba en el mismo. Es el caso de C’s, con un 5,0 en el ámbito de “partidos políticos y sistema electoral”; el PSOE, con un 5,1 en “lucha contra la corrupción”, y Podemos en dos apartados: “transparencia” (5,1) y “ampliación de la democracia” (7,1).

Los peores, los partidos de ámbito autonómico

Cabe destacar que los partidos de ámbito nacional obtienen una nota media del 2,7, muy superior al 1,0 que cosechan las formaciones autonómicas.

En cualquier caso, Más Democracia advierte de que con la generalizada falta de concreción de las propuestas sobre regeneración democrática “se difumina la posibilidad de exigir y verificar que los programas se cumplen”. Y se corre el riesgo de que, finalmente, se acaben aprobando medidas improvisadas o, incluso, “contrarias al interés colectivo”.