Menú Buscar
Imagen de archivo de una reunión del Consejo Ejecutivo de la Generalitat.

La propuesta beneficia la CUP sin reciprocidad para CDC

Los críticos del Govern consideran que JxS debería haber exigido el apoyo a la investidura a cambio de firmar la iniciativa rupturista

Redacción
1 min

Algunos miembros del Govern de Artur Mas no ven nada claro el acuerdo plasmado con ERC y el resto de los componentes de Junts pel sí y la CUP en la famosa propuesta de ruptura con la legalidad española. Tanto por el contenido como por su forma.

La información que ha trascendido de la reunión del Consejo Ejecutivo y que ha provocado la reacción de Francesc Homs es que algunos consejeros manifestaron a Mas su opinión de que el acuerdo con la CUP carece de reciprocidad porque no garantiza la investidura y, sin embargo, supone un desgaste para CDC.

Desdibuja a CDC

Ese análisis de la propuesta rupturista lleva a la conclusión de que ha sido una apuesta gratuita que carece de sentido, sobre todo porque desdibuja la política del Govern y de CDC. La iniciativa anima a desobedecer la legislación vigente y a los tribunales españoles.

Al parecer, Artur Mas dijo entender las inquietudes de sus consejeros, a quienes explicó que desde su punto de vista firmar esa propuesta era la única forma de mantener abierta la negociación de la investidura, a la vez que alejaba la posibilidad de unas nuevas elecciones.