Menú Buscar
Xavier Trias y Ada Colau / CDC

La plaza Llucmajor de BCN pasará a ser la plaza de la República

Colau ultima el cambio al que se resistió CiU en todo su mandato

Carles Bellsolà
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este lunes que inicia los trámites para cambiar el nombre de la plaza Llucmajor, que pasará a denominarse plaza de la República. El cambio, en la línea de la revisión del nomenclátor planteada por el equipo de gobierno de Ada Colau apenas llegó al consistorio–que incluye la retirada de la nomenclatura relacionada con la monarquía borbónica–, fue reclamado insistintemente desde el distrito de Nou Barris durante el anterior mandato. Pero el gobierno municipal del convergente Xavier Trias no llegó a efectuarlo.

Según han explicado en rueda de prensa el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, y la concejal del distrito Janet Sanz, el cambio de nombre es un "homenaje a los valores republicanos y a las ideas de igualdad, libertad y fraternidad". Además de que el consistorio considera que "era un agravio histórico" que la ciudad no tuviera "ningún espacio dedicado a homenajear los valores republicanos". El gobierno municipal espera inaugurar el nuevo nombre el 14 de abril, aniversario de la proclamación de la II República española.

El cambio de nombre se votará el 2 de marzo en el Consejo Plenario del Distrito de Nou Barris. BComú tiene nueve de los 20 representantes con voto en este organismo, y debería poder aprobar la medida con ayuda de los tres consejeros socialistas y el representante de ERC, partidos que durante la etapa de Trias ya se mostraron a favor del cambio.

Desde 2010

De hecho, el plenario de Nou Barris ya ha tratado este cambio de nombre en diversas ocasiones. En 2010, aun con el socialista Jordi Hereu como alcalde, lo aprobó por primera vez. Dos años después, ya con CiU en el gobierno municipal, se ratificó en el mismo sentido, con los votos en contra de los convergentes y el PP. El equipo de gobierno de Trias, no obstante, desestimó la media, escudándose en el informe técnico de la Ponencia del Nomenclátor, que, entre otros motivos, encontraba caro y complejo cambiar el nombre de una plaza que da nombre a una estación de metro.

BComú ha sorteado este punto con un doble cambio. Los actuales jardines de la Segunda República, anejos a la plaza, pasarán a llevar el nombre de Llucmajor, que se conservará también para la estación de metro. Esta medida permitirá "minimizar costes", según el equipo de gobierno, que calcula un gasto de sólo 3.000 euros para cambiar las placas con los respectivos nombres, las señales viarias y la información de la red de autobuses.