Menú Buscar
Miquel Iceta, en el Pleno del Parlamento catalán.

La oposición insta al 'President' a aclarar si es licenciado, así como las subvenciones a su esposa

PP y C's recuerdan que Junqueras quiso paralizar la economía; PSC augura pactos de geometría variable, y Rabell exige un giro presupuestario

María Jesús Cañizares
5 min

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha instado a Carles Puigdemont a aclarar su currículum, las subvenciones a la revista donde trabaja su esposa y la sociedad en la que participaba junto al consejero de Justicia, Carles Mundó.

El socialista, en su réplica a la intervención del presidente de la Generalitat en el Pleno del Parlamento catalán, ha dicho que no está garantizada la estabilidad del Gobierno. Y ha citado la prórroga presupuestaria y la imposibilidad de llevar a cabo el plan de choque social anunciado. Iceta ha calificado de “denigrante” la moción de CDC en la que se propone retirar el sueldo a una funcionaria por no apoyar la independencia de Cataluña en Sant Hipólit de Voltregà (Barcelona).

“¿Qué sentido tiene embarcar a los catalanes en un referéndum sobre la Constitución catalana que no interesa a la mayoría? Habría que empezar a admitir que la unilateralidad no es posible”, ha manifestado.

"Geometría variable"

Ha agradecido la predisposición del Govern a dialogar con la oposición. En este sentido, ha augurado que habrá “geometría variable antes de lo previsto” en los acuerdos de legislatura. Ha dudado de la cohesión interna del Gobierno y vaticinado que “esta legislatura será corta”.

Por su parte, la presidenta el grupo parlamentario de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha dudado de que el Ejecutivo de Carles Puigdemont “sea el mejor” y pueda representar a todos los catalanes, pues su prioridad es la independencia, no el diálogo con la oposición y la negociación con el Gobierno español: “Ojalá nos equivoquemos, pero con sus prioridades, ustedes pueden ser quienes pongan en peligro el autogobierno que tanto ha costado”.

La jefa de la oposición cree que el criterio para elegir a los miembros del Govern se basa en su compromiso con la independencia, no por su trayectoria profesional. Ha citado a Toni Comín, consejero de Salud sin ser experto, aunque “compartimos algunas de sus reflexiones sobre la recuperación de la sanidad pública”.

También se ha referido a Oriol Junqueras, máximo responsable de finanzas, aunque no tiene experiencia de gestión y que en su día amenazó con paralizar la economía catalana si no se celebraba la consulta del 9N. “Al frente de esa área deberá estar una persona capaz de negociar con el Gobierno español”, ha dicho. La dirigente de Ciudadanos ha criticado la creación de un departamento sobre Acción Exterior sobre el que no se tienen competencias.

Revertir políticas

Por parte de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell ha advertido a Puigdemont de que no habrá avances democráticos sin eliminar las diferencias sociales que hay en la sociedad. “¿Habrá nuevos presupuestos o se prorrogarán? Es importante porque, si se prorrogan, se aplicarán políticas continuistas y encorsetadas. Hay que revertir los recortes y las privatizaciones. Se trata de saber si este Gobierno será continuista o piensa aplicar un giro. Necesitamos presupuestos radicalmente sociales”, ha dicho.

Rabell cree que la composición del Ejecutivo catalán responde a equilibrios internos y ha criticado que se separen las áreas de Empresa y Ocupación. Echa en falta una consejería de Medio Ambiente.

El líder del PP, Xavier García Albiol, ve un Gobierno “muy hipotecado por los partidos que lo integran y por su socios de la CUP. Nos recuerda épocas gloriosas del tripartito”. Ha asegurado que la tendencia europea es simplificar las estructuras administrativas, pero “ustedes aumentan el número de consejerías para crear estructuras político-administrativas que responden al delirio de sus gobernantes”. Trece consejerías, ha dicho, es el número más alto de una comunidad autónoma junto a Andalucía. También ha recordado que Junqueras pretendiera en su día paralizar la economía, siendo ahora el responsable de la macroárea económica. Albiol ha afeado al Gobierno catalán que se retire de causas de “terrorismo callejero” y las subvenciones a medios afines a Puigdemont.

Joan Garriga, diputado de la CUP, ha recordado que fue Junts pel Sí quien fijó los 18 meses de legislatura. “Queremos plazos y un gobierno que no sea autonomista. Un Gobierno que huya de la corrupción, de los recortes y de las políticas liberales europeas”, ha dicho, tras instar a Puigdemont a aplicar la desconexión. “Esperemos que esto no sea un reparto de carteras”. Garriga ve urgente crear “una República catalana al servicio de las personas” y soltar lastre de la “ofensiva españolizadora” del Gobierno.