Menú Buscar
Miquel Iceta, que revalida la primera secretaría del PSC, en el momento de votar en las primarias / EFE

La militancia del PSC ha hablado, la del PSOE no

Iceta revalida el liderazgo de los socialistas catalanes con un claro mensaje contra la investidura de Rajoy y la estrategia de Susana Díaz

4 min

Ya es oficial. La militancia del PSC ha hablado, la del PSOE todavía no. Miquel Iceta se impuso con el 54% de los votos (4.889 votos) frente al 46% obtenido por Núria Parlon (4.141). Y aunque ambos compartían el no a la investidura de Mariano Rajoy, la derrota de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), más beligerante en su indisciplina de voto, aleja el fantasma de la ruptura entre PSC y PSOE. Iceta (Barcelona, 1960) revalida el cargo de primer secretario y también el apoyo de las bases catalanas a Pedro Sánchez. Todo un toque de atención para la gestora del PSOE y para la supuesta aspirante a liderar el partido, Susana Díaz, que pierde legitimidad en su defensa de la abstención.

"El PSOE debe mantener su posición 'no es no' y si se quiere cambiar hay que consultar a la militancia", ha dicho Iceta tras conocer los resultados, mientras que Parlon se ha dirigido "a todos los que tenían dudas de si el partido se rompería, se dividiría" para asegurar que "eso no pasará porque, por encima de todo, somos socialistas".

En clave estrictamente catalana, el triunfo de Iceta afianza el discurso del referéndum constitucional frente al ambiguo derecho a decidir defendido por Parlon (Santa Coloma de Gramenet, 1974). Sin embargo, el perfil de Iceta, veterano hombre del aparato socialista, obstaculiza posibles alianzas con la marca catalana de Podemos y con ERC, formaciones con las que sí tiene buena relación Parlon. 

Miquel Iceta consolida su liderazgo, es decir, su autoridad entre los díscolos barones socialistas, sin cisma interno a la vista. Una reciente encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat apunta a la recuperación de un PSC muy alejado electoralmente de los buenos tiempos de Pasqual Maragall, pero que comienza a subir posiciones. Lo hace por encima de Ciudadanos, que le ha robado votos en este último ciclo electoral, pero por debajo aún de la coalición bendecida por Ada Colau. 

Sondeo tras la dimisión de Sánchez

Coincidiendo con las primarias catalanas, un sondeo de Metroscopia advertía del posible “sorpasso” de Podemos sobre el PSOE en caso de terceras elecciones, mientras que el PP consolidaría su ascenso y apuntalaría una mayoría con Ciudadanos superior a la de las izquierdas. Dato importante: la encuesta fue realizada tras la dimisión de Pedro Sánchez, que como se puede comprobar, no ha supuesto revulsivo alguno para el votante socialista ni aval alguno, ni siquiera subliminal, para la andaluza Susana Díaz. Seguramente a regañadientes, la aspirante a liderar el PSOE tendrá que tomar nota de lo que ha pasado hoy en Cataluña, donde dirección y bases están unidos en su no a Rajoy.

Día intenso, por tanto, para la gestora socialista, obligada a procesar toda esta información de cara a la convocatoria del comité federal previsto para la semana próxima. Lo dicho, la militancia del PSC ha hablado, la del PSOE, todavía no.