Menú Buscar
Espectadores exhiben banderas 'esteladas' durante un partido del F.C. Barcelona en el Camp Nou.

La justicia permite las 'esteladas' en la final de la Copa entre Barça y Sevilla

Un juzgado de Madrid acepta un recurso de la asociación Drets que pedía suspender cautelarmente el decreto de la Delegación del Gobierno por el que se prohibían las banderas independentistas en el partido

Redacción
2 min

El juez de lo Contencioso-Administrativo número 11 de Madrid ha acordado permitir el acceso con las banderas esteladas al estadio Vicente Calderón donde este domingo se disputa la final de la Copa del Rey de fútbol entre el F.C. Barcelona y el Sevilla F.C.

La decisión se ha adoptado tras el recurso presentado por la asociación Drets, en nombre de aficionados del club azulgrana, y después de que la Fiscalía respaldara el veto a este símbolo.

El propio F.C. Barcelona también presentó ayer un segundo recurso en el mismo sentido. Con la decisión del juzgado queda en suspenso el decreto de la Delegación del Gobierno para, en virtud de la Ley del Deporte, prohibir el acceso al estadio madrileño con estas banderas identificadas con las aspiraciones independentistas en Cataluña.

"Medida cautelar de efecto inmediato"

El presidente de la asociación Drets, Sergi Blázquez, explicó que en el recurso pedían como "medida cautelar de efecto inmediato" la suspensión automática de la prohibición de las esteladas, con el fin de que el juzgado resolviera antes del domingo, cuando se enfrentarán el F.C. Barcelona y el Sevilla F.C.

Se trata de un recurso contencioso-administrativo especial de derechos fundamentales con el que Drets esperaba que el juzgado certifique que la bandera independentista catalana no es ningún "elemento violento".

El Decreto de la Delegación incluía expresamente la prohibición de la entrada al estadio portando banderas independentistas catalanas, conocidas como esteladas, ni otros signos no constitucionales, tal y como indica la Ley del Deporte.

Puigdemont y Colau rectifican e irán a la final

Tras conocerse la decisión judicial, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han anunciado que, finalmente, asistirán a la final de la Copa del Rey. En un principio, ambos habían decidido no acudir como protesta por la prohibición de exhibir esteladas. Puigdemont, además, ha solicitado la dimisión de delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.