Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas (izquierda), y el exconsejero de Economía, Andreu Mas-Colell (derecha), en los pasillos del Parlament / EFE

La Hacienda catalana prepara una lista VIP y secreta de contribuyentes

Un millar de políticos y otras personas tendrían sus datos protegidos frente al resto de contribuyentes incluso para los funcionarios e inspectores

Redacción
2 min

Como si de un aforamiento especial se tratara, la Agencia Tributaria Catalana ha preparado un sistema que divide a los contribuyentes ante los propios funcionarios que trabajan en esa administración. Por un lado se ha confeccionado un listado de un millar de personas (en su mayoría políticos) y, por otro, una lista VIP de nombres a los que sólo podrán acceder un número muy restringido de personas.

La existencia de ese trato fiscal discriminatorio entre contribuyentes lo revela en su edición del hoy el diario El País. En la información publicada, fuentes del departamento de Economía y Finanzas de la Generalitat admiten la existencia de esos trabajos y líneas de actuación, aunque lo minimizan y lo reducen a un estudio previo no aplicado.

Paradójica seguridad

Sin embargo, a partir del testimonio de funcionarios internos, el diario ha podido saber que la primera lista fue de 600 personas. A posteriori se decidió ampliarla hasta las 1.000. De acuerdo con los testimonios recogidos por el rotativo la lista vino de fuera de la Agencia Tributaria y allí se hubo de integrar con el propio sistema informático.

La justificación de esas listas secretas, no accesibles para todos los funcionarios e inspectores que trabajen en la administración fiscal catalana, es evitar que se fisgoneen los datos de diferentes personas del mundo político catalán. Se fundamenta, así, en razones de hipotética seguridad. “El hecho de estar en la lista supone un cierto privilegio y diferencia con respecto a los demás ciudadanos”, señala una fuente citada por el diario.