Menú Buscar
La Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) se trasladó a la Zona Franca.

La hacienda catalana contará con 48,5 millones este año

La partida, incluida en los presupuestos de la Generalitat de 2016, va destinada al desarrollo de la Agencia Tributaria de Cataluña, con una dotación de plazas de 600 personas

Cristina Farrés, María jesús Cañizares
1 min

Los presupuestos de la Generalitat para 2016 contemplan una partida de 48,5 millones para la hacienda propia, es decir, para sentar las bases de una independencia fiscal como pilar de un hipotético estado propio. Ese gasto, un 35% superior al de las cuentas de 2015, tiene como prioridad el despliegue de la administración tributaria catalana, la prevención y reducción del fraude fiscal, el impulso del desarrollo y transformación de los sistemas de información y comunicación de la administración tributaria y la mejora y proximidad de los servicios al contribuyente.

Todo ello con la vista puesta en redimensionar la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) para lograr “la plena asunción de las funciones de aplicación de los tributos sobre los que se tienen competencias”, así como la implementación completa de los procedimienos de recaudación ejecutiva.

La partida va destinada, asimismo, al diseño y construcción de nuevos sistema de información y gestión tributaria. El proyecto de presupuestos contempla una dotación de 600 plazas en la ATC, así como un aumento de sus oficinas en un 25%. Y la puesta en marcha de 25 medidas del plan antifraude puestas en marcha o iniciadas en 2016