Menú Buscar
El concejal de la CUP, Josep Garganté, en un pleno municipal.

La Guardia Urbana pide a Colau que tome medidas contra el concejal de la CUP

La oposición exige la dimisión de Garganté, que será juzgado por presionar a un médico para que certificara una supuesta agresión de la policía local a un “mantero”

Redacción
3 min

La Guardia Urbana ha pedido a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que exija la dimisión del concejal de la CUP, Josep Garganté, tras conocerse que será juzgado por coacciones. El edil está acusado de presionar a un médico para que alterara el parte de lesiones de un 'mantero' para demostrar que había sido agredido por la policía municipal en una redada.

La Guardia Urbana exige que se convoque un pleno municipal para pedir la reprobación de Garganté. Insta a Colau a pedir a la CUP que reclame la devolución del acta de regidor del imputado y que se persone como acusación particular "en defensa del colectivo de Guardia Urbana que ella dirige", según indica UGT-Guardia Urbana. "A día de hoy aún estamos esperando que alguien del equipo de gobierno emita un comunicado de apoyo a nuestro colectivo", señalan.

"Vergonzoso"

Garganté niega los hechos imputados y no piensa dimitir, pero el caso ha causado un gran revuelo político. La portavoz adjunta del grupo municipal de Ciutadans (C's), Marilén Barceló, ha pedido la dimisión del concejal la CUP por su comportamiento "vergonzoso" y ha recordado que "como cargo electo, debe cumplir la ley, no desobedecerla ni incitar a ello".

Asimismo, la edil de C’s ha pedido al equipo de gobierno que "dé explicaciones y proteja al médico" objeto de intimidación, y ha reclamado "respeto" para que los facultativos puedan ejercer su profesión libremente.

Ángeles Esteller, portavoz municipal del PP, ha reclamado a la alcaldesa que rompa su silencio y convoque a los presidentes de los grupos municipales para dar explicaciones y la máxima información ante el caso Garganté por tratarse de "hechos muy graves". Por ello "es necesaria la máxima información y que la alcaldesa nos explique desde cuándo tiene conocimiento de estos hechos y qué acciones se han realizado desde el consistorio". Esteller ha recordado que "Colau además de alcaldesa es la máxima responsable de la Guardia Urbana".

Junta de Portavoces

En este sentido, Esteller considera necesario realizar un Junta de Portavoces extraordinaria para que se exponga toda la información de la que dispone el Ayuntamiento, ya que además Garganté en su condición de concejal portavoz podrá dar su versión de los hechos, a diferencia de otras personas que se han visto implicadas, pero que al no ser miembros de este ayuntamiento no lo van a poder hacer. La regidora ha reclamado que el consistorio se persone en la causa, ya que este tema afecta directamente la gestión municipal, al estar implicados un concejal, la Guardia Urbana y el médico de un CAP público.

Esteller concluye que "si la sentencia judicial es condenatoria, desde el Grupo Popular consideramos que el concejal Garganté deberá dimitir".