Menú Buscar
Centenares de personas asistieron a la Diada celebrada en Barcelona / EFE

La Diada muta en desafío contra las causas judiciales del 'procés'

La concentración de Barcelona culmina en homenaje a Artur Mas y Carme Forcadell por los procesos del 9N y el Parlamento catalán

3 min

La República catalana. Como si fuera un mantra, los organizadores de la manifestación de la Diada han invocado la independencia republicana de Cataluña en un acto, por primera vez descentralizado –Barcelona, Tarragona, Berga, Salt y Lleida— y con filas cero de excepción.

En Barcelona, en el paseo Lluís Companys, donde se encuentra el Palacio de Justicia, las intervenciones de los organizadores estuvieron muy centradas en los procesos judiciales abiertos contra la hoja de ruta secesionista. Asistieron el expresidente Artur Mas, la plana mayor del Gobierno catalán y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que rechazó permanecer en la fila cero y se camufló entre los centenares de asistentes.

Llamamiento a la calma

Pere Portabella, uno de los fundadores de la Asamblea de Cataluña, exdiputado en el Parlamento catalán por el PSUC y uno de los organizadores de la Diada celebrada hace 40 años en San Boi de Llobregat (Barcelona), ha intervenido en el acto y ha hecho un llamamiento a la calma, a seguir un proceso sin prisas y a aprovechar la transversalidad que, según sostiene, existe en el proceso catalán.

Por su parte, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, ha lanzado invectivas contra el Estado por los procesos judiciales abiertos por la consulta del 9N contra el expresidente Artur Mas, la exvicepresidenta Joana Ortega, la exconsejera Irene Rigau y el portavoz de CDC en el Congreso, Francesc Homs. “Si os atacan a vosotros nos atacan a todos”, ha dicho parafraseando el famoso discurso de Jordi Pujol con motivo de su procesamiento por el caso Banca Catalana.

El presidente de la Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, también ha pedido unidad y ha hecho un reconocimiento de los querellados por el 9N, así como de la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, por el recurso del Tribunal Constitucional contra la aprobación de los trabajos de la Comisión del Proceso Constituyente. En este sentido, ha exigido a Forcadell que "vuelva a entrar en el salón de plenos de la Cámara catalana" aunque el TC la inhabilite.

Y aunque no hablaron de desobediencia --la propia Forcadell se negó a utilizar esa palabra al respecto--, tanto Cuixart como Sánchez se comprometieron a evitar que esas causas judiciales contra el proceso independentista culminen con el cese de esos cargos públicos.