Menú Buscar
Toni Comín el día que anunció en el Parlament su plan para excluir alguinos hospitales del sistema.

La derecha rechaza el veto del PSC a proveedores que hacen negocio en la sanidad pública 

Los socialistas presentan mañana en el Parlament una moción que defiende más recursos para hacer frente a la no renovación de los conciertos del consejero Comín

María Jesús Cañizares
04.05.2016 21:49 h.
1 min

El PSC somete mañana a votación una moción sobre la reordenación de los recursos hospitalarios incluidos en el sistema sanitario público (SISCAT), después de que el consejero de Salud, Antoni Comín, haya anunciado que no renovará los conciertos con centros privados.

Aunque los socialistas aspiran a pactar algunos puntos de su propuesta, todo apunta a que las votaciones reflejarán el pulso entre izquierda y derecha, especialmente en el primer párrafo, que posiblemente no prosperará. En el mismo, los socialistas abogan por revisar el decreto 196/2010 de forma que se impida la participación de proveedores con ánimo de lucro. En principìo, CDC, PP y Ciudadanos no están de acuerdo con esta limitación.

Los socialistas defienden, por otro lado, que se dote a la red pública de los recursos suficientes para absorber a los trabajadores y servicios que hasta ahora trabajaban en centros concertados “a medida que se vayan acabando los contratos o las prórrogas”. Asimismo,  proponen hacer un inventario sobre hospitales y centros de atención primaria que trabajan para para el sistema sanitario, incluyendo su titularidad --pública o privada--, así como los vencimientos de contrato o convenios en el caso de los concertados.