Menú Buscar
La CUP, en la imagen, su última asamblea nacional extraordinaria en diciembre de 2015, ha 'fulminado' el pacto con JxS.

La CUP decide ahora fulminar el pacto con Junts pel Sí

Los radicales aprueban "librarse" del acuerdo con la coalición entre CDC y ERC y tensan la cuerda con el Govern

Redacción
22.05.2016 15:01 h.
2 min

Nuevo golpe de timón y más presión sobre los restos de CDC y ERC. La CUP ha aprobado este domingo poner fin al pacto de estabilidad parlamentaria con Junts pel Sí (JxSí), que gobierna en Cataluña. En su asamblea nacional ordinaria reunida en Esparreguera (Barcelona), los radicales han aprobado una enmienda a su ponencia política que insta a "librarse" del acuerdo con la coalición entre CDC y ERC.

El cambio de texto, refrendado con 251 votos a favor y 184 en contra, justifica que la CUP debe ir por libre "para poder ejercer su función de dinamizadora de la ruptura independentista". Por esta misma razón, los anticapitalistas "deben tener las manos libres para hacer oposición al Govern".

Presupuestos, tampoco

La sorpresiva decisión también afecta a los futuros presupuestos de la Generalitat de Cataluña. La formación, que ha recibido numerosos guiños de complicidad estas últimas semanas desde ERC en la elaboración de las cuentas anuales de la Administración catalana, ha decidido "no entrar en ninguna dinámica que suponga avalar unos presupuestos" que no planteen una desobediencia "clara y formal" con el Estado.

Las cuentas públicas, en cualquier caso, deberían "revertir las privatizaciones" efectuadas en los últimos años, además de los "recortes presupuestarios" que ha acometido los dos últimos gobiernos autonómicos de CDC con el apoyo de ERC.

Referéndum unilateral en ocho meses

Con lo que respecta a la hoja de ruta independentista, la CUP opta por romper la baraja y enterrar el plazo de 18 meses para forzar la secesión catalana.

Ahora, los anticapitalistas optarán por "forzar" un referéndum unilateral que debería celebrarse como muy tarde en enero de 2017, esto es, en un plazo de ocho meses.

La CUP, que no concurre a las elecciones generales del 26J, incrementa así su protagonismo en la campaña electoral. Tensar las cuerdas con JxSí es tanto como poner al límite las relaciones entre CDC y ERC en nuevo movimiento efectista dentro del procés.