Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz de JxCat en el Parlament, Mònica Sales, en rueda de prensa / EUROPA PRESS

JxCat rechaza el ultimátum de ERC, PSC y comuns y descarta cambiar la Ley de Política Lingüística

La formación posconvergente ve "difícil" cerrar otros pactos en 24 horas

Ricard López
3 min

Junts per Catalunya (JxCat) no apoyará la reforma de la Ley de Política Lingüística como vía para intentar blindar la inmersión después de la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que insta a impartir al menos un 25% de las clases en castellano en el actual sistema monolingüe en catalán impuesto por la Generalitat desde hace tres décadas.

La portavoz de JxCat en el Parlament, Mònica Sales, ha avanzado este martes el rechazo de su grupo parlamentario a la reforma que persiguen ERC, PSC y En Comú Podem, y ha advertido de que ve "difícil" cerrar otros pactos en 24 horas.

Sales ha hablado en estos términos después de que estos tres partidos hayan dado 24 de horas a JxCat para llegar a un acuerdo frente a la sentencia que protege el bilingüismo en las escuelas y hayan anunciado que, aunque los posconvergentes no se sumen, lo llevarán al próximo pleno.

Sales ha explicado que JxCat se centra ahora en la negociación de la propuesta de decreto ley frente a la sentencia y que ya han hecho llegar al Govern, del cual forma parte junto a ERC: "Una vez cerremos ese proceso que estamos haciendo con ERC a nivel de Govern, lo queremos abrir".

ERC pide "consenso" a favor de la inmersión

Por su parte, la diputada de ERC en el Parlament Raquel Sans ha urgido a JxCat a "volver al consenso" para defender la inmersión monolingúe en catalán en la escuela y ha justificado que el límite de 24 horas "no es un capricho", sino que tiene que ver con los plazos parlamentarios y la "urgencia" fijada por la justicia.

La diputada secesionista ha celebrado la vía del decreto ley que aprobará el Govern en próximos días para "dar cobertura a las direcciones de los centros educativos", pero ha recordado que "no es suficiente" y que también se debe modificar la Ley de Política Lingüística para "poder defender la inmersión lingüística" monolingüe en catalán.