Menú Buscar
Carmela Fortuny, alcaldesa en funciones de Sant Cugat del Vallès / JxCAT

JxCAT, a punto de perder la alcaldía de Sant Cugat, uno de sus bastiones

La suma de los concejales de ERC, PSC y CUP podrían acabar con el liderazgo convergente en el consistorio después de más de 30 años

14.06.2019 12:34 h.
4 min

El liderazgo de Convergència --ahora reconvertida en Junts per Catalunya (JxCAT) y sus derivados locales-- en el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès peligra después de 32 años. Tras las elecciones municipales, se vislumbra un pacto entre fuerzas indepependentistas y constitucionalistas que podría cambiar de colores el consistorio del municipio barcelonés. 

El 26M, Junts per Sant Cugat (JxSTC) fue el partido que más apoyos recibió. Obtuvo el 27,7% de las papeletas (12.144 votos) por lo que en la actualidad cuenta con nueve concejales. Sin embargo, fuentes municipales apuntan que se fragua un acuerdo de gobierno en la localidad en el que estarían presentes ERC, PSC y CUP

Pacto contra JxSTC

Los republicanos fueron la segunda fuerza más votada en la localidad. Consiguieron el 19,6% del escrutinio y 6 sillones en el ayuntamiento --tres más que en las elecciones anteriores, en las que se presentaron en coalición con Moviment d'Esquerres y Acord Municipal--. El aliado natural de ERC en Sant Cugat sería la CUP, habida cuenta de su ideología independentista común. La formación secesionista radical cuenta con tres concejales en la actualidad --11,1% de los votos--, por lo que ambas fuerzas igualarían el resultado de JxSTC. 

Por ello, el apoyo de una tercera fuerza es necesaria para apartar al partido neoconvergente de la alcaldía de Sant Cugat. Las miradas están puestas en el PSC local, que ha aumentado un 89% el número de apoyos en la ciudad y ha conseguido cuatro concejales, la tercera fuerza más votada. Este tripartito sumaría 13 concejales, número exacto de la mayoría en el consistorio.

Mireia Ingla: ¿a la tercera va la vencida?

Si el pacto a tres ERC-PSC-CUP se lleva a cabo, los republicanos se harían con el sillón del primer edil, en el que se sentaría Mireia Ingla. El 26M fue a tercera vez que Ingla optaba a la alcaldía como cabeza de lista de ERC, después de unas primarias en las que su candidatura fue la única presentada.

Desde el partido independentista apuntan a que "se están realizando contactos" con "todos" los partidos aunque no desvelan si existe algún principio de acuerdo en el municipio. 

Sant Cugat, bastión convergente

Sant Cugat lleva en manos de los convergentes desde 1987, cuando Joan Aymerich i Aroca se hizo con la alcaldía por CiU. Fue primer edil hasta 1999, cuando le relevó en el cargo Lluís Recoder, fundador de las Juventudes Nacionalistas de Cataluña. En las elecciones municipales de 2007 revalida como primer edil con una amplia mayoría (17 concejales) y Sant Cugat pasa a ser el municipio más grande --y uno de los de mayor peso económico-- en los que CiU gobernaba en solitario. 

Mercè Conesa, la actual presidenta del Puerto de Barcelona, sustituyó a Recoder tanto en el liderazgo del partido local y en la alcaldía en 2010 hasta 2018 --cuando recibió el cargo en la institución portuaria--, ya bajo la marca JxCAT. La última alcaldesa neoconvergente de Sant Cugat ha sido Carmela Fortuny, la misma que ahora podría dejar de ser primer edil, si se constata el pacto ERC-PSC y CUP.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información