Menú Buscar
La portavoz de JxCat, Laura Borràs, junto al presidente del grupo parlamentario, Albert Batet / EFE

JxCat arremete contra ERC por su acuerdo con el PSOE: "No nos sentimos vinculados"

Borràs asegura que el pacto "no compromete a la mitad del Govern" y acusa a los republicanos de falta de "lealtad" y "respeto"

3 min

Nuevo capítulo en el enfrentamiento entre los dos socios del Gobierno independentista de la Generalitat. Junts per Catalunya (JxCat) ha cargado duramente este martes contra ERC por su acuerdo con el PSOE para desbloquear la investidura de Pedro Sánchez como nuevo presidente del Ejecutivo de izquierdas español.

La diputada y portavoz de la formación postconvergente, Laura Borràs, ha redoblado sus ataques contra los republicanos advirtiendo que JxCat "no se siente vinculado" a dicho pacto, que ERC someterá a la votación de sus militantes este mismo jueves.

"No compromete a la mitad del Govern"

El acuerdo para que ERC se abstenga en las sesiones de investidura de este fin de semana en el Congreso contempla, a grandes trazos, el reconocimiento del procés independentista catalán como "un conflicto político" y la apertura de una mesa de negociación bilateral entre el Gobierno español y el de la Generalitat para encauzar la situación creada por dicho proceso.

"Este supuesto acuerdo que no conocemos no compromete a la mitad del Govern", ha replicado Borràs con contundencia, después de haber rechazado ayer con contundencia el programa de Gobierno de la coalición progresista entre PSOE y Unidas Podemos por no contemplar lo que denomina "derecho de autodeterminación". "Hemos conocido este acuerdo que se nos anuncia cuando ya está cerrado, quizás lo hemos conocido incluso más tarde que los dos grupos que están en la oposición del Gobierno de Cataluña. No me parece ni una muestra de lealtad ni de respeto, ni hacia el Govern ni hacia el presidente de la Generalitat", ha dicho la dirigente postconvergente.

Consecuencias

Borràs no ha descartado que una eventual abstención de los republicanos para facilitar la investidura del candidato socialista Pedro Sánchez pueda tener consecuencias en la coalición que gobierna la Generalitat, formada por ERC y JxCat, pero ha pedido esperar a conocer el "alcance" de lo acordado. En todo caso, ha subrayado que se trata de un pacto entre partidos y que la unidad del independentismo debió practicarse antes, ya que "apelar a ella después es pedir una adhesión a un marcho que ya se ha cerrado".

Las críticas de la diputada nacionalista se suman a las de otros destacados dirigentes de su partido, como el prófugo Carles Puigdemont, que ayer también desdeñó el acuerdo para un Gobierno de izquierdas en España.