Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La líder de JxCat y presidenta del Parlament, Laura Borràs / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

JxCat vuelve a la carga contra ERC: pide que no le "robe" alcaldías

Jordi Sànchez afea a los republicanos sus pactos municipales, y Laura Borràs celebra haber "arrastrado" a otros partidos hacia sus postulados con la ley del catalán

Ricard López
5 min

Nueva trifulca por el poder entre los dos socios del Govern secesionista de la Generalitat de Cataluña. Esta vez, a cuenta de las elecciones municipales que se celebrarán el año que viene. El todavía secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha lanzado este sábado un duro ataque contra ERC llamando a la militancia posconvergente a batirse "desacomplejadamente" contra los republicanos para que éstos "no ganen la partida en ningún municipio", e impedir que tanto ERC como otros partidos independentistas les "roben" alcaldías con pactos que considera "antinatura".

Sànchez se ha expresado en estos términos durante su intervención en la convención municipalista que JxCat celebra en Reus, donde ha advertido de que existen "muchos frentes que se alinean" para intentar que la formación de Carles Puigdemont no tenga las mayorías que, según él, le corresponden, por lo que ha llamado a construir "las alianzas necesarias con las formaciones políticas" de cada municipio con el fin de "gobernar".

"Mayorías ajenas"

"No podemos volver a ver cómo en municipios donde JxCat era la primera formación se queda en la oposición por pactos antinatura que no ayudan a avanzar en el compromiso independentista", ha lamentado Jordi Sànchez.

El líder de la formación posconvergente ha instado a los alcaldables a "comprometerse" a impedir que quienes dicen formar parte del proyecto secesionista "roben alcaldías" a JxCat con "mayorías ajenas a la mayoría expresada en las urnas", como hicieron, ha añadido, en Figueres, Sant Cugat o Tàrrega. En esos municipios, donde los posconvergentes fueron la lista más votada en las municipales de 2019, ERC obtuvo la alcaldía tras pactar con PSC, la CUP y, en el caso de Figueres, con Guanyem Figueres.

Sànchez reconoce además que, siendo "realistas", el principal adversario de su partido en las municipales es, "paradójicamente", ERC, su socio de gobierno en la Generalitat.

"Que ERC no gane ninguna partida"

En ese sentido, ha pedido establecer las "contenciones necesarias" y batirse "con determinación" por cada voto para que ERC "no gane ninguna partida" en las municipales, lo que cree compatible con "mantener una lealtad dentro del Govern".

"Os invito a hacerlo desacomplejadamente, aunque puede traer momentos de rivalidad y tensión", ha reconocido el secretario general de JxCat.

Borràs ve "aberrante" dar un 25% de clases en castellano

En ese mismo cónclave de JxCat ha intervenido también la presidenta del Parlament, Laura Borràs, que ha calificado de "aberración jurídica" la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), firme y de obligado cumplimiento, que insta a impartir al menos un 25% de las clases en castellano en el actual sistema monolingüe en catalán impuesto por la Generalitat en su sistema educativo.

En este sentido, la mandataria posconvergente ha alardeado de haber atraído hacia sus posiciones a otros partidos como el PSC o En Comú Podem con su pacto del Parlament, que sigue considerando al catalán como única "lengua vehicular" y relega al castellano a lengua de "uso curricular", sin reconocer los porcentajes mínimos fijados por la justicia. "Esta capacidad de arrastrar a los otros hacia nuestras posiciones, que son más ambiciosas, también en el ámbito nacional, es y debe ser nuestra fuerza", ha añadido Borràs.

A partir del 4 de junio, Borràs asumirá la presidencia de JxCat, un cargo que se verá reforzado con una modificación de los estatutos para añadirle funciones ejecutivas, y que compartirá con el secretario general, puesto que asumirá Jordi Turull en sustitución de Jordi Sànchez.