Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Símbolos del independentismo en la sede de la Consejería de Interior, de la que dependen los Mossos d'Esquadra  / CG

La justicia da la razón a una cabo de los Mossos sancionada por exclamar “¡Viva España!”

El TSJC declara firme la sentencia que considera ilegal el traslado de la agente ordenado por la Consejería de Interior por falta de “neutralidad política”

4 min

La Sección Cuarta de la Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha decretado que el traslado laboral de la cabo de los Mossos d’Esquadra Inma Alcolea a la cárcel de Figueres (Girona) por falta de “neutralidad política” es ilegal.

De esta forma, la justicia vuelve a dar la razón a Alcolea, conocida por haber destapado el doble rasero en el régimen sancionador de la policía autonómica. Mientras ella ha sido expedientada en varias ocasiones por supuestos insultos a Carles Puigdemont, la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos ha sido más tolerante con Albert Donaire, candidato de Junts per Catalunya en las elecciones catalanas del 14F, según ha denunciado la cabo en varias ocasiones.

Escrito presentado en el juzgado por la Consejería de Interior
Escrito presentado en el juzgado por la Consejería de Interior

En este caso, Interior cambió de destino a Alcolea por exclamar “¡Viva España!”​ ante una patrulla de los Mossos. “Me identificaron, llamaron a sus superiores. Pero no es cierto que yo me identificara como la mossa que insultó a Puigdemont”, afirmó Inma Alcolea a Crónica Global tras ser expedientada. En aquel momento estaba fuera de servicio.

Según el escrito presentado en el juzgado por la Consejería de Interior, la conducta de la cabo "no era constitutiva de infracción disciplinaria y ni agravaba el expediente en marcha", pero sí justificaba el traslado de la agente. En este sentido, indica el departamento que la actitud de Alcolea “compromete su neutralidad política” pues “hace dudar de cuál podría ser su actuación policial ante una causa que tuviera connotaciones políticas, ni cuál sería la postura que adoptaría la actora ante cualquier actuación policial que pueda tener carácter político”.

Sentencia firme

Ahora, el TSJC ha declarado firme la sentencia del Juzgado Contencioso que declaró ilegales las medidas cautelares acordadas. Ni la recurrente ni la Consejería de Interior impugnaron ese fallo, por lo que el alto tribunal declara firme esa resolución.

La cabo ha acudido a la justicia en varias ocasiones para defender su inocencia. En julio pasado, el TSJC obligó a la Generalitat a devolverle los salarios que dejó de percibir mientras estuvo 16 meses bajo medidas cautelares. En febrero de ese año, el Juzgado Contencioso Administrativo 15 consideró que se vulneró el artículo 24.2 de la Constitución relativo a la presunción de inocencia. También ha denunciado ante los tribunales a Donaire por los graves insultos que el portavoz de los mossos independentistas ha dirigido a dirigentes políticos, jueces y asociaciones que no profesan su ideología. Alcolea califica de “acoso cibernético” las actuaciones de Donaire, a quien acusa de divulgar sus tratamientos médicos. A su vez, Donaire alega que es víctima de persecución.