Menú Buscar
La Junta de Seguridad de Cataluña se reunirá el 10 de julio tras el acuerdo de Zoido y Jané

La Junta de Seguridad de Cataluña se reunirá el 10 de julio

Zoido y Jané acuerdan personalmente por teléfono la fecha de la reunión del órgano de cooperación policial, que no se convocaba desde 2009

3 min

El Ministerio del Interior y la Consejería de Interior de la Generalitat han acordado convocar la Junta de Seguridad de Cataluña para el próximo 10 de julio.

Según informa el ministerio, la fecha se ha acordado en una conversación telefónica que hoy han mantenido el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el consejero de Interior de la Generalitat, Jordi Jané.

Reuniones el lunes

Ambos departamentos cerraron ayer el orden del día de la Junta de Seguridad a falta de algunos pequeños flecos de redacción y a la espera de cerrar la fecha.

A lo largo del lunes, se reunieron el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, con el secretario general de la Consejería de Interior de la Generalitat, Cèsar Puig, y el director de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle.

Colaboración policial

El 10 de julio es una de las fechas que el conseller Jané ofreció al ministro una vez que este le comunicó la imposibilidad de asistir el día 3 (día en el que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, había convocado la junta) por un compromiso previo.

De este modo, la Junta de Seguridad de Cataluña se reunirá por primera vez desde marzo de 2009.

La Generalitat pretende que la junta sirva para activar todos los mecanismos para impulsar la máxima colaboración policial, de forma que los Mossos d'Esquadra se puedan integrar en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), al que ahora asisten como invitados.

Mossos d'Esquadra

Otro de los objetivos que el Gobierno catalán pretende lograr en la reunión es que se permita a los Mossos d'Esquadra proseguir persecuciones en caliente en el ámbito de la lucha antiterrorista cruzando la frontera francesa, como se ha decidido recientemente para la Ertzaina en la Junta de Seguridad del País Vasco.

La mera reunión de la junta certificaría además el despliegue de los Mossos d'Esquadra entre 2010 y 2013, ante lo que la Generalitat reclama una deuda de más de 600 millones pendientes de abonar desde entonces por el incremento de la plantilla de la policía catalana.