Menú Buscar
Imagen de grafitis, lazos amarillos y propaganda independentista en la UAB / TWITTER

Palo de la Junta Electoral a la UAB: fuera la propaganda 'indepe'

La rectora, Margarita Arboix, debe retirar los lazos amarillos y esteladas durante el periodo electoral para preservar la "neutralidad" política

12.04.2019 00:00 h.
5 min

La Junta Electoral toca la cara a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), el centro universitario que se ha convertido en una suerte de ciudad sin ley para los radicales independentistas. El centro universitario que dirige Margarita Arboix como rectora deberá limpiar las facultades de esteladas --banderas independentistas catalanas-- y lazos amarillos durante el periodo electoral en aras de preservar la "neutralidad" que le corresponde como institución de titularidad pública.

En una resolución publicada anteayer martes, 10 de abril, a la que ha tenido acceso este medio, la Junta Electoral Provincial de Barcelona desestima el recurso presentado por la UAB en el que intenta burlar el cerco del ente. El centro universitario que comanda Arboix esgrimió dos argumentos con el fin de zafarse de una resolución anterior: que el centro era autónomo de la Generalitat de Cataluña y que no había recibido la denuncia previa con la antelación suficiente para presentar alegaciones. La JEC tumba los dos pretextos del centro de enseñanza superior para no quitar lazos propresos secesionistas, esteladas o borrar pintadas.

"Preservar la neutralidad política"

Con respecto a la primera de las razones presentadas por la UAB en su defensa, la Junta Electoral subraya que los procedimientos electorales "están sometidos a una intensa necesidad de celeridad". Por ello, la administración electoral de zona puede dar audiencia a la parte interesada si es conveniente para aclarar los hechos o recabar datos adicionales, "pero no es necesario hacerlo cuando los hechos son claros". Asimismo, el derecho a la defensa de la universidad queda garantizado "por la posibilidad de formular alegaciones en el recurso". No existe pues indefensión ni vulneración del derecho a la defensa.

Lazos amarillos, carteles independentistas y pintadas amenazantes contra S'Ha Acabat / TWITTER

Lazos amarillos, carteles independentistas y pintadas amenazantes contra S'Ha Acabat / TWITTER

En relación al vinculo entre el campus de educación superior y el Gobierno autonómico, el ente electoral recuerda que la UAB es "una entidad de titularidad pública, tal y como la propia entidad recurrente manifiesta en su recurso". Se considera a la universidad que comanda Arboix dentro del perímetro de la administración pública y, por lo tanto, sujeta a los acuerdos de la Junta Electoral Central del 21 de diciembre de 2017. Dicha resolución indica que los "poderes públicos están obligados a mantener estrictamente la neutralidad política, así como en los locales electorales, símbolos que puedan considerarse partidistas, y deben retirarse los que se hubieran colocado antes de la convocatoria electoral".

Universidad en la diana

El mazazo de la Junta Electoral Provincial a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) llega en una semana en la que la reputación del centro de enseñanza superior ha tocado suelo. El martes, un grupo de independentistas radicales acosó la carpa de la plataforma estudiantil constitucionalista S'ha Acabat. El rectorado respondió al episodio de intimidación con un tibio comunicado en el que condenaba la acción, pero no anunciaba medidas de prevención. Ni siquiera mencionaba a los secesionistas radicales. El documento provocó un alud de críticas en las redes sociales.

Ayer jueves, los extremistas volvieron a cebarse con un acto contra el nacionalismo organizado por S'ha Acabat. En esta ocasión, trataron de impedir una conferencia en la que tomaron parte el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, la eurodiputada Maite Pagaza y el profesor de la UAB y expresidente de SCC Rafael Arenas. El boicot fracasó, pues el acto se pudo desarrollar, pero obligó a intervenir a los vigilantes de seguridad y a los Mossos d'Esquadra. Los candidatos del PP al Congreso de Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, y al Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou, fueron amenazados y zarandeados.