Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra / EFE

La Junta Electoral Central exige a Torra que retire el lazo amarillo de la 'embajada' de Londres

Da al Govern de la Generalitat hasta las 11 de la mañana del jueves para cumplir la orden

27.03.2019 16:05 h. Actualizado: 27.03.2019 16:30 h.
3 min

La Junta Electoral Central (JEC) exige al Govern que retire el lazo amarillo que luce en la fachada de la delegación catalana en Londres. Le da de plazo hasta las 11 de la mañana del jueves. Pero, por otro lado, permite que siga en el balcón de la Generalitat la pancarta en la que se puede leer "Libertad de opinión y expresión, artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

Ha sido Ciudadanos el partido que ha denunciado la presencia del lazo en la delegación catalana en Londres pese a la prohibición expresa de la JEC, que el pasado 21 de marzo ordenó a los Mossos d'Esquadra retirar los símbolos independentistas de todos los edificios de la Generalitat.

Un edificio público del Govern

El máximo intérprete de la normativa electoral concluye que el inmueble de Londres donde está ubicada la delegación del Govern de la Generalitat "debe entenderse comprendido dentro del ámbito del acuerdo de la JEC del pasado 21 de enero".

Añade que "la exigencia de neutralidad y la consiguiente prohibición de exhibir símbolos partidistas que dimana del artículo 50.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG)" incluye "expresamente" todo acto "organizado a financiado, directa o indirectamente por los poderes públicos".

Querellas cruzadas

Esta decisión de la JEC se conoce el mismo día en que la Fiscalía Superior de Cataluña ha presentado una querella por desobediencia contra el presidente de la Generalitat. La Fiscalía acusa a Torra de desoír la orden de la Junta Electoral Central del día 21 de retirar los lazos amarillos y pancartas en apoyo a los políticos presos de los edificios públicos.

A su vez, Torra se ha querellado ante el Tribunal Supremo contra la Junta Electoral Central por presunta prevaricación. Finalmente, el Govern puede recurrir ante el Tribunal Supremo la orden que pesa sobre la retirada del lazo en Londres.