Menú Buscar
Oriol Junqueras, candidato de ERC a las elecciones generales del 28A / EP

Junqueras y el resto de acusados tendrán 15 minutos para su alegato final

Los doce procesados en el Tribunal Supremo volverán a tomar la palabra este miércoles para tratar de exculparse de los delitos de los que Fiscalía, Abogacía y Vox les acusan

4 min

Los líderes del procés sentados en el banquillo de acusados del Tribunal Supremo tendrán este miércoles otra vez la palabra. En concreto, 15 minutos cada uno para poder hacer su alegato final de defensa que sirva para convencer al tribunal de que no son los autores de un delito de rebelión o sedición y malversación. 

Después de cuatro meses de juicio, las sesiones programadas para este martes y miércoles pondrán fin a la vista oral del proceso judicial retransmitido en directo y que ha podido seguir todo aquel que ha querido. Como en su inicio, los presuntos cabecillas de intenar romper el Estado volverán a ostentar la palabra antes de que se dicte sentencia. En total son 12 los acusados que podrán exculparse ante los magistrados de la sala segunda del Supremo. 

La primera intervención de los acusados, en febrero, tuvo un matiz mucho más político que técnico, llegándose incluso a definir como "presos políticos" y negando cualquier tentativa perpetrada desde su posición como gobernantes de de subvertir el orden constitucional. Asimismo, en el desarrollo del juicio, son varias las veces que las defensas han alegado indefensión o han expresado su queja por la forma de dirigir el proceso judicial por parte del juez Manuel MarchenaEn especial, el inicio de la fase documental y sin la posibilidad previa de sustentar sus defensar con material audiovisual.

Prisión preventiva

Una gran parte de la estrategia de algunas de las defensas ha sido centrarse en el Tribunal Europeo de Derecho Humanos (TEDH), como si en el Supremo la sentencia ya estuviera encaminada hacia la inculpación de sus clientes. 

Nueve de los procesados se encuentran en prisión preventiva acusados de rebelión agravada con malversación por la Fiscalía, que pide entre 16 y 25 años de cárcel, y de sedición y malversación por la Abogacía, que rebaja sus penas a entre 8 y 12 años. Los otros tres acusados en libertad se enfrentan a una condena de 7 años por malversación y desobediencia.

Previamente a su turno de palabra, sus defensas expondrán sus informes finales, con los que tratarán de contrarrestar las acusaciones esgrimidas la semana pasada por la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación particular que representa Vox en esta causa.

Una hora por acusado

Las defensas tienen una hora por acusado. Una decisión que se pactó con el tribunal en una reunión informal que se hizo. No obstante, en la última sesión la abogada de Jordi Cuixart, Marina Roig, se quejó ante el tribunal de solo contar con una hora después de que Fiscalía usara dos de sus cuatro horas a probar la pena máxima de rebelión. 

Todo apunta a que la mayoría de los letrados agotarán su tiempo como hicieron las acusaciones. Es probable que el juez Marchena no sea tan estricto y, como ya avanzó, sea "flexible" con los tiempos.