Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Oriol Junqueras, Meritxell Serret, Dolors Bassa, Carme Forcadell y Raül Romeva, indultados por el Gobierno, ante el Parlamento Europeo de Estrasburgo / ERC

Junqueras ve "un placer" reencontrarse con Puigdemont: "No nos hace falta ninguna reconciliación"

El presidente de ERC, recién indultado por el Gobierno, denuncia en Estrasburgo "la represión" que, según él, sufren los líderes del 'procés'

Ricard López
5 min

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, afronta como "un placer" su reencuentro de este miércoles con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont (JxCat) en su chalet de Waterloo (Bélgica) y no considera necesaria "ninguna reconciliación".

Junqueras, vicepresidente económico del Govern durante el mandato de Puigdemont, visitará por primera vez al exmandatario posconvergente desde que éste se fugó a Bélgica tras la declaración unilateral de independencia (DUI) del Parlament el 27 de octubre de 2017. Unos hechos que desembocaron en la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y el encarcelamiento, entre otros, del propio líder de ERC, indultado el pasado junio tras haber sido condenado por sedición y malversación por el procés.

"Toda la voluntad de entendimiento"

"Siempre es un placer tener la oportunidad de reencontrarnos. No nos hace falta ninguna reconciliación porque le aseguro que por mi parte siempre ha habido toda la voluntad de entendimiento”, ha señalado este martes Junqueras tras llegar al Parlamento Europeo en Estrasburgo, en Francia.

El máximo dirigente de ERC --inhabilitado por el Tribunal Supremo para ejercer cargo público-- ha quitado importancia al hecho de que Puigdemont haya renunciado a desplazarse a Estrasburgo --donde debía seguir el pleno de la Eurocámara-- y en lugar de eso realizar su labor parlamentaria como eurodiputado de JxCat de forma telemática desde su residencia en Waterloo.

Uno a la cárcel, otro fugado

Los dos exmandatarios de la Generalitat se verán, por tanto, mañana miércoles en Bélgica por primera vez desde hace casi cuatro años, concretamente desde finales de octubre de 2017, cuando Puigdemont se fugó a Bélgica para evitar la acción de la justicia tras el referéndum ilegal de secesión del 1-O y la DUI.

El líder republicano ha dicho que el encuentro en el palacete de Puigdemont en Waterloo será “una oportunidad más de hablar con él y de compartir visiones sobre el presente y el futuro”.

Viaje de los indultados a la Eurocámara

Junqueras ha comparecido junto al exconseller de Exteriores Raül Romeva --también indultado por el Gobierno, al igual que el resto de líderes del procés, e inhabilitado para cargo público--, con quien ha entrado en el Parlamento Europeo para reunirse con el grupo Verdes/ALE, al que pertenecen los diputados de ERC, y con la delegación de ALE, compuesta por miembros de partidos regionalistas de Cataluña, Flandes y Escocia, entre otros territorios.

Hasta Estrasburgo se han desplazado también la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y las exconselleras Dolors Bassa y Meritxell Serret, que no han podido entrar al Parlamento como visitantes por las restricciones por el coronavirus. Romeva y Junqueras tenían acceso en calidad de antiguos eurodiputados.

Por otro lado, Junqueras también ha afirmado que no da por perdida la batalla legal por su escaño en el Parlamento Europeo y que su mensaje ante los eurodiputados con los que se reunirá será explicar que han sufrido y siguen sufriendo “represión”, también “en forma económica”, en referencia a las fianzas que reclama el Tribunal de Cuentas.

"Represión"

“Venimos a explicar que la represión continúa (...), que continúa habiendo personas en el exilio, y venimos también a ofrecer todo nuestro apoyo para estas instituciones y el conjunto de la UE, de la cual nosotros nos sentimos parte de forma orgullosa”, ha añadido.

Sobre el fondo de 10 millones de euros creado por el Govern para ayudar a los ex altos cargos de la Generalitat a los que el Tribunal de Cuentas reclama fianzas por haber promocionado el referéndum ilegal de secesión 1-O usando, presuntamente, dinero público, Junqueras ha dicho estar seguro de que la decisión se ha tomado “bajo todas las garantías legales”.