Menú Buscar
Oriol Junqueras, vicepresidente de Economia y líder de ERC.

Junqueras no tiene quien le traduzca sus finanzas

El Gobierno catalán declara desierto un concurso para adjudicar un servicio de traducción de textos ante los graves errores cometidos por las cuatro empresas aspirantes

3 min

“Este error es de tal gravedad que implica la descalificación del licitador”. Y así hasta cuatro veces. La Generalitat se ha visto obligada a declarar desierto un concurso para adjudicar la traducción de textos para el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) ante los fallos cometidos por las cuatro empresas aspirantes. Fuentes del ICF han explicado a Crónica Global que próximamente se convocará una nueva oposición.

Este Instituto, dependiente de la Vicepresidencia económica que dirige el republicano Oriol Junqueras, sacó a concurso el servicio de traducción y corrección de textos. Según consta en las bases de la convocatoria, este organismo dedicado a facilitar la financiación de empresas del sector privado y público tiene intención de poner en marcha una web trilingüe (catalán, castellano e inglés). Asimismo, la pertenencia del ICF a la European Association of Public Banks y “el proceso de internacionalización que ello implica” hacen necesaria la traducción de textos con la máxima calidad y rigor lingüístico necesarios.

Nueva convocatoria

Cuatro empresas se presentaron candidatas a ejercer ese servicio de traducción mediante un contrato valorado en 60.000 euros: Automatic Trans, S. L.; Incyta Multilanguge, S. L.; Terra Ñ Barcelona, S. C. P. E iDISC Information Techonologies, S. L. Ninguna de ellas, según dictaminó el órgano técnico designado para valorar las ofertas presentadas, superó las pruebas. En los cuatro casos fue la traducción del catalán al inglés de textos donde abundaban los tecnicismos financieros la que provocó la descalificación de los aspirantes. Por ejemplo, “operacions de finançament, actives i passives” (operaciones de financiación activas y pasivas), un concepto básico en contabilidad, fue traducido por “active and passive financial operations”, cuando lo correcto en inglés es “assets and liabilities”.

“Se ha encontrado una cantidad muy sustancial de errores, particularmente en los textos con carácter marcadamente financiero –claves para el ICF—y que incluyen el inglés como lengua de partida o de destino”, indica el demoledor informe de los técnicos, quienes aconsejaron declarar desierto el concurso.

El ICF prepara actualmente una nueva convocatoria.

Destacadas en Política