Menú Buscar
El vicepresidente económico del Govern (d), Oriol Junqueras, con Carme Forcadell, presidenta del Parlament, en la presentación de los presupuestos de 2016.

Junqueras finiquita la política industrial de CiU con una reducción presupuestaria del 80%

Las cuentas de 2016 rebaja también las partidas para el comercio en un 50% respecto al primer año de mandato de Artur Mas. Los sueldo de los altos cargos suben un 1% y tendrán paga extra

María Jesús Cañizares
3 min

Los presupuestos de 2016 presentados el pasado martes por el vicepresidente catalán Oriol Junqueras, lejos de ser "los más sociales de la historia", como él mismo aseguró y los partidos de la oposición desmontaron, sino que han descapitalizado las políticas industriales y comerciales. Así lo demuestra la evolución de las partidas destinadas a apoyar a la industria, que se han reducido un 78,2% respecto a los primeros presupuestos de CiU de 2011, y de un 80% respecto a 2010.

Igualmente elevado es el decremento en ayudas al comercio, que se ha visto reducida un 49,6% respecto a ese mismo año. La portavoz económica del PSC, Alicia Romero, ha desmenuzado las cuentas de la Generalitat para este año. Unas cuentas que el propio Junqueras admite que quizá no sean aprobadas, pues no tiene garantizado el apoyo de la CUP y no parece tener demasiado interés en tender puentes con otras formaciones políticas –los propios socialistas afirman que, hasta hoy, no han recibido ninguna llamadas para negociar los presupuestos--.

A la medida de la CUP

En efecto, Junqueras ha presentado unas cuentas a la medida de los antisistema, es decir, poniendo el acento en las partidas sociales –que tampoco son tan elevadas, pues están por debajo de las correspondientes a 2010 (último año en que gobernó el tripartito formado por PSC-ERC-ICV), tanto en materia educativa (han pasado de 6.311 millones a 5.471 millones), salud (de 9.904 millones de 2010 a los 8.745 millones de este año) y protección social (de 2.111 millones a 1.876 millones). Pero es que, en materia económica, también hay retrocesos notables.

Incluso si se comparan con los presupuestos de 2011, los primeros de Artur Mas. Las ayudas a la industria han pasado de los 151 millones de ese año a los 33 millones que contemplan los presupuestos de Junqueras, mientras que las ayudas al comercio han pasado de 121 millones a 61 millones.

 

Presupuesto de comercio.

En investigación y desarrollo, las cifras pasan de los 622 millones de 2010 a 511 millones, es decir, un decremento del 18%. Otro de los asuntos criticados por los socialistas son los sueldos de los altos cargos del Govern, que han aumentado un 1% y además cobrarán dos pagas extra. Incluso hay directores generales que cobran más que los consejeros, como se puede comprobar en este enlace. Destacan los sueldos de los directores del Memoria Democrático (81.433 euros), del Circuito de Cataluña (101.000 euros) o el del Instituto de Investigación Tecnológica Agroalimentaria (114.535 euros).

 

Presupuesto de soporte a la industria.

En este sentido, a Alicia Romero le parece indignante que “en los momentos que estamos, que nos quejamos de que no tenemos suficientes ingresos para gasto social o políticas de reactivación económica, haya aún cargos públicos que cobren por encima de un consejero. Y cuando los funcionarios aún no han cobrado la parte de la paga extra de 2012 y no saben cuándo recuperarán la de 2013 y 2014”. La socialista recuerda a Junqueras que fue la propia ERC la que, vía emienda, apoyó una ley en 2015 en la que se obligaba al Govern a impedir que los directivos cobraran menos que un consejero”.