Menú Buscar
La vicepresidenta española Soraya Sáenz de Santamaría y el vicepresidente catalán Oriol Junqueras, en una reunión en la Moncloa / CG

Junqueras exhibe músculo independentista ante Santamaría

El vicepresidente catalán, que a diferencia de Puigdemont sí ha hecho rueda de prensa en la Moncloa, pide a la número dos de Rajoy una tregua en el Tribunal Constitucional

Redacción
3 min

Oriol Junqueras ha pedido una tregua a la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, en su primer encuentro en la Moncloa. Ambos dirigentes, que han avanzado en la reconstrucción del diálogo entre Gobierno y Generalitat, se han mantenido firmes en su postura a favor y en contra del proceso secesionista.

Pero, a pesar de exhibir músculo secesionista, el vicepresidente económico del Govern mostró talante negociador. Y a diferencia del presidente Carles Puigdemont, que tras reunirse con Mariano Rajoy compareció ante los medios de comunicación en la delegación del Govern en Madrid, el líder de ERC sí ha hecho rueda de prensa en la Moncloa.

Gobierno en funciones 

Junqueras ha reprochado a la número dos de Rajoy que “un Gobierno en funciones no esté precisamente en funciones” a la hora de impugnar leyes catalanas”. Al respecto, el líder de ERC ha dicho que los gobiernos del PP y del PSOE deberían dejar de priorizar las cuestiones políticas en detrimento de las económicas porque “la economía catalana juega un papel muy relevante y no se debería impedir su crecimiento, porque es bueno para todas las economías con las que tenemos relación”.

El Tribunal Constitucional --ha añadido--, debería dejar de actuar en función de los intereses de los partidos políticos que han propuesto a sus miembros. Ha recordado la suspensión del decreto catalán sobre pobreza energética o contra el fracking. Junqueras ha pedido a la vicepresidenta que proponga en el Consejo de Ministros que se celebrará mañana la no ejecución de esas sentencias.

El republicano ha subrayado también que el Gobierno catalán tiene un objetivo independentista “porque cumple con el mandato ciudadano de las urnas” y está convencido de que "cuando Cataluña sea una república independiente tendrá muy buenas relaciones con el Reino de España". Ha precisado que el proceso independentista "no será exclusivamente unilateral, sino que tendrá componentes de multilateralidad privada".

Junqueras considera que la distribución del techo de déficit es “injusta y arbitraria, y está muy lejos de lo que los ciudadanos merecen. Pasar del 0,3% al 0,7% del PIB es mejor, pero no suficiente”. El rechazo al Plan Hidrológico, por parte del Govern, también ha salido en la conversación.