Menú Buscar
El exvicepresidente del Govern procesado por el 1-O, Oriol Junqueras / EUROPA PRESS

Junqueras dirige desde la prisión la internacionalización del 'procés'

La Generalitat intentó influir en Amnistía Internacional desde Londres para conseguir una posición favorable a las tesis soberanistas

10.07.2019 13:40 h.
4 min

Las llamadas "embajadas catalanas" están bajo el punto de mira del gobierno de Pedro Sánchez. El ejecutivo español tiene información de su actividad al menos en tres países extranjeros, según documentos de la Abogacía del Estado a la causa que sigue el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para el cierre de las delegaciones pedida por el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell

Entre la gran cantidad de documentación se encuentran unas notas con el epígrafe de "Cataluña, punto de situación. Ámbito internacional", que ni tienen firma ni tampoco sello. En dichos papeles se revela que Oriol Junqueras habría mandado distintas órdenes a las delegaciones exteriores para poner a la Iglesia a favor de la causa independentista, según la exclusiva publicada en El Diario.es. 

Iglesia y Alemania

"Las delegaciones de la Generalitat han recibido instrucciones de Oriol Junqueras para que realicen contactos con representantes de las congregaciones eclesiásticas en sus países correspondientes". Así lo recoge una nota fechada el 21 de diciembre de 2018, con el político ya en prisión. 

La finalidad de los acercamientos a la Iglesia Católica​ pretendían mejorar la situación de los políticos catalanes en prisión. La delegada en Alemania, Marie Kapretz, solicitó el apoyo a Joan Capdevila y a la Abadía de Montserrat para localizar contactos en el país. 

Movimientos en Reino Unido

La diplomacia autonómica también habría actuado en el Reino Unido. Una nota fechada el 14 de diciembre de 2018 explica que el consejero de Exteriores, Alfred Bosch, se reunió con la presidenta de la Asamblea Nacional de Gales, Elin Jones. Además, la Generalitat pretendía "establecer vínculos con Amnistía Internacional UK y tratar que ésta presionara a Amnistía Internacional España para posicionarse a favor de los políticos presos catalanes". 

También querían ampliar su influencia en Escocia. La consejería pretendía "acercarse más a Nicola Sturgeon [Primera Ministra de Escocia] por su relevancia en la política del Reino Unido. Para ello, querían firmar un acuerdo de "colaboración o memorando de entendimiento entre los gobiernos catalán y escocés".

Embajada en Suiza

Borrell también tenía en el punto de mira la delegación catalana en Suiza​. En otro texto se alude a la visita que hizo el delegado de la Generalitat, Manuel Manoselles, al Consejo de Europa para monitorizar con quién se iba a encontrar y de qué iban a hablar. "Uno de sus principales enlaces ha sido el catalán Alfred Sixto", según recoge la nota. 

Según explica el mencionado diario, la documentación aportada por la Abogacía del Estado también incluye informes de los embajadores de esos países acerca de la actividad de las delegaciones en favor del proceso soberanista, según escriben los diplomáticos, y valoraciones personales de los mismos. Asimismo, aparece un informe de la comisaria del Cuerpo Nacional de Policía que ejerce de consejera de Interior en Berlín.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información